Inserción de personas en riesgo social

Buena cena y mejor compañía en el Piso de Emancipación de Getafe

Aprender es un proceso que no acaba nunca y, a veces, de los momentos más insospechados surgen las lecciones más importantes que, bien interiorizadas, te acompañarán toda la vida. Y fue algo así lo que nos pasó la semana pasada en nuestra visita al Piso de Emancipación en Getafe, donde los chicos que allí conviven nos enseñaron que por muy duras que sean las circunstancias que te ha tocado vivir, siempre hay nuevas metas a por las que ir.

Y es que a estos chicos de cuatro nacionalidades diferentes les sobra el optimismo, la dedicación y el buen rollo, pero esto no ha sido así siempre. La vida no se lo ha puesto nada fácil y cada uno de ellos tiene una historia que le acompañará para siempre, pero todos tienen algo en común: han cumplido la mayoría de edad en una residencia de menores, momento en el que la ley de protección del menor se acaba para ellos y tienen que activarse otros mecanismos. Son asociaciones como Murialdo las que dan a estos chavales, no sólo un techo, sino la oportunidad de prepararse para la vida adulta y la independencia, y lo más importante de todo: un futuro.

Ahora, en el piso, cada uno ha encontrado su vocación, ¡y hay para todos los gustos!: algunos estudian, otros se preparan físicamente para lograr su objetivo, también hay músicos: cantantes y guitarristas. Entre ellos se organizan para hacer las tareas de la casa, van juntos al gimnasio, preparan actividades para los fines de semana… Siempre bajo la supervisión y con la ayuda de los educadores.

¡Menuda cena rica nos prepararon nuestros chicos del piso!

La verdad que estos chicos demostraron una madurez sorprendente, aunque las ganas de vacilar y echarse unas risas con sus educadores no faltaron. Y es que nuestra visita coincidió con la asamblea, en la que los educadores van al piso y repasan juntos la semana, así se aseguran de que los chavales tienen sus necesidades cubiertas y de que todo ha ido bien (y si no, ¡bronca!). Parece que los chicos fueron buenos, porque Adela, la educadora con la también estuvimos en el SPIS de Getafe, no tuvo ni una sola queja… Y además ¡cenamos pizza! ¿cómo no vamos a estar deseando volver?

 

Artículos relacionados
¡Nuestros chicos del piso de autonomía vuelven con las pilas cargadas!

Comienza Septiembre y después del verano, nuestros chicos del piso de autonomía se vuelven a poner las pilas… ¡y además con cambios! H: Seguirá su proceso de autonomía y su compromiso con su puesto de trabajo, tal y como ha venido demostrando desde que comenzó a trabajar. Trabaja muchas horas, pero sabe que es muy […]

Leer más
Vivimos intensamente los últimos días del campamento. ¡Hasta el año que viene!

Día 10 – Día de la escultura, ¡y de la Gymkhana Guarra! Los pequeños nos reunimos como el resto de días después del desayuno para hablar sobre el tema central del día: ¡hoy toca la escultura! De esta forma hemos podido reconocer y representar estatuas famosas y esculturas monumentales. ¡Somos unos artistas! Por otro lado, […]

Leer más
¡Seguimos disfrutando al máximo del campamento!

El campamento continúa y seguimos viviendo experiencias y emociones increíbles mientras aprendemos un montón de cosas interesantes. ¡Así es imposible no pasárselo genial! Día 7 – Día del Cine Comienza un nuevo día en el campa sin los mayores, ¡y por fin ha salido el sol! Después de enseñarles cómo se hicieron las primeras películas […]

Leer más

Deja un comentario

Tu mail no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios