actividades deportivas

8 ideas para disfrutar con los peques en Navidad

Ahora que se acercan días de fiestas, de Navidad y familia, los más peques están vacaciones y nos preguntamos ¿qué hacemos con ellos? Os damos unas ideas geniales para disfrutar estas Navidades con los más peques de la casa:

  1. Una tarea que tenemos que hacer en nuestros sin fin de eventos navideños es cocinar, por ello los queques que andarán aburridos por casa intégralos en el cocinado. Ellos y ellas aprenderán mucho de tus consejos y recetas. Se sentirán super importantes. Y si no sabes cocinar, pilla una receta y a la a ventura.
  1. La naturaleza es otra buena opción. Hacer deporte al aire libre desarrolla las habilidades sociales y emocionales, mejor autoestima y es muy positivo para el estado de ánimo de los peques y los mayores de la casa. Además, el sol le proporcionará vitamina D y le ayudará con su sistema psicomotriz. Sin lugar a duda, esta es una gran idea. Salir en bici, correr, senderismo, escala u otras actividades son una buena opción.

Si vives en Madrid o cerca tenemos toda la sierra, unos parques infinitos como Madrid Rio, Parque Aviocar en Getafe, El Cerro del Tío Pío o Parque del Gran Tobogán en Rivas-Vaciamadrid. Muchas opciones donde disfrutar.

  1. Pero esto no se queda aquí. ¿Y si hacemos actividades culturales? Conozcamos nuestras ciudades de mano nuestros hijos e hijas. Seguro que en nuestras ciudades hay algún lugar escondido que aún no hemos investigado, lugares que nos permitan hacer un viaje al pasado. Los peques lo disfrutaran con vosotros. En Madrid hay lugares escondidos como el Parque del Capricho o el Museo del Traje, lugar donde jugar, sentir y vivir la historia.

Por otro lado, hay muchas opciones de teatros y conciertos para niños y niñas, Madrid está repleta de oferta cultural para ellos y ellas. El teatro Lara, Teatro Pavón, Circo Price y otros muchos. Además de infinidad de cines en los que sumergirse en la ficción de la gran pantalla.

  1. Pintar, dibujar y hacer manualidades siempre es un recurso fácil, desarrolla las habilidades motrices, la creatividad. Ellos vuelan con su imaginación a mundos maravillosos que les hará ser felices y vosotros con ellos.

Podemos utilizar elementos que ya no utilizamos o que van a ser tirados a la basura, recuerda reciclar material para darle una segunda vida.

  1. Hacer de las tareas de casa un juego, es muy buena opción para no dejar de lado nuestras obligaciones. Los peques sentirán parte de ellas y aprenderán grandes habilidades. Poner su música favorita a tope y dejar que den un concierto con la escoba mientras limpiamos. ¡Esto será super divertido!

  1. Construir una fortaleza en casa, coged todo lo que haya por casa y dejad que la imaginación y la creatividad de los peques juegue con todos los elementos. Ayudadle a construir un castillo con sillas y mantas, cojines… Y a jugar.
  1. Otra buena opción es coger un buen libro y volar con sus historias, sumergirnos con los más peques en ellas. Les ayudará a aumentar su comprensión lectora, mejorarán habilidades creativas y sobre todo, se divertirán con la lectura.

  1. ¿Construimos un huerto ecológico? Es una forma perfecta para que los niños y niñas aprendan a que las plantas también son seres vivos y hay que cuidar y respetar. Este lo puedes construir en tu ventana, en el balcón o, si tienes jardín, crearemos uno más grande. En él podemos sembrar tomates, zanahorias, hierbabuena o menta. Los peques de la casa estarán ilusionados cuando vean crecer las plantas que ellos y ellas mismas han plantado.

Tomarán conciencia de la importancia de la naturaleza y con ello del reciclaje.

 

¡Disfruta de estas Navidades con los más peques de la casa!

Tags

Seguimos disfrutando del Campamento Murialdo 2019

Día 4 – Los Recolectores

Como cada mañana empezamos con unaa pequeña motivación y el encuadre de la jornada. Por un lado, los pequeños realizan un juego de diseño de camisetas y caracterización de zombies, mientras que el grupo de mayores se afana en encontrar y juntar víveres, ingredientes y utensilios para realizar una receta a lo largo del día. Como en cualquier comunidad en la que los recursos pueden escasear y ser mínimos, todos aprovechan lo que la propia naturaleza les puede ofrecer, auque en estos casos nunca falta un poco de comida y un plato en la mesa.

A lo largo de la tarde, buscando la sombra en este calor inusual en La Vecilla, cada grupo se pone manos a la obra y elaboran diferentes platos que luego en degustan en la merienda. Los pequeños realizan platos decorados con temática tétrica, y los mayores se ponen a los fogones con un nivel culinario propio de la alta cocina. En las fotos podéis ver el resultado, ¡vais a alucinar!

 

 

Día 5 – El Hospital

El Hospital consiste en hacer diferentes dinámicas con el objetivo de valorar la importancia de los primeros auxilios, los medicamentos, la cooperación y la ayuda en situaciones extremas. Hoy los mayores se van de ruta y los pequeños se quedan solos sabiendo lo importante que es el apoyo de sus amigos, hermanos y compañeros que les protegen. Los mayores parten dirección a Valdorría, una ruta que llega a la ermita de San Froilán. Al pasar por la campa han podido ver con sus propios ojos cómo las personas de este lugar en algún tiempo se tuvieron que defender a disparos desde trincheras y ventanas hechas en la roca. Todos han sido conscientes de que el sacrificio a veces es bueno para poder apreciar las pequeñas cosas de la naturaleza y la vida misma…

 

Día 6 – El más zombie

Los más pequeños siguen demostrando que «el miedo no existe» y para ello hacen juegos donde ganan puntos para ver quién es el más y mejor zombie. Siguen preguntando por los mayores, que están entre montañas, aprovechando los descansos del río Curueño para darse unos buenos chapuzones entre Nocedo y las Hoces de Vadeteja.

 


 

¡Muchas gracias a nuestros patrocinadores!

Tags

¿Por qué es tan importante el deporte para los niños/as?

El deporte es un hábito muy saludable que se debe inculcar en los niños y niñas desde pequeños, pues es en la infancia cuando despertará su curiosidad y podrán adquirir la afición por el deporte. Desde la primera infancia es innato que los bebés intenten agarrar objetos o mover las manos, y hacer actividades deportivas les irá ayudando a desarrollar sus habilidades psicomotrices y a mejorar aspectos como el equilibrio o la coordinación, favoreciendo que crezcan sanos.

El deporte transmite muchos valores que ayudaran a los más pequeños en la vida cotidiana. Hay que tener en cuenta que los valores son conductas adaptativas, es decir, se educan, no se tienen de nacimiento, de ahí la importancia de hacer un esfuerzo entre profesores y padres para que los niños aprendan valores como el trabajo en equipo, la generosidad o el saber perder. Y es que el deporte es la herramienta perfecta para transmitir muchos valores mientras los niños se divierten y que le serán de utilidad en muchas otras facetas de la vida: compromiso, esfuerzo, perseverancia y humildad, entre otros.

¿Sabíais que la inteligencia y el movimiento están relacionados?

La etapa más importante de la vida es la que engloba los primeros años desde que nacemos, o sea, cuando somos bebés o durante la infancia, pues es cuando empezamos a conocer el mundo, descubrir nuestras habilidades tanto físicas como psicológicas, desarrollamos nuestra personalidad y crecemos en todos los aspectos. Hay estudios que afirman que mediante el deporte los niños empiezan a pensar de manera crítica y a solucionar sus problemas. Por eso, las clases como educación física o actividades deportivas extra-escolares son fundamentales a la hora de desarrollarnos como personas, ya que además de mejorar nuestras cualidades físicas, promueven el sentido de la amistad, la solidaridad y el juego limpio, enseñándonos a respetar a los demás. De ahí que el desarrollo de la inteligencia esté relacionado con la movilidad y el deporte, entre otras cosas.

Por otro lado, los niños y niñas a través del deporte se pueden dar cuenta del valor de las cosas y el sacrificio y esfuerzo continuo que conlleva para conseguir una meta. Es recomendable, por tanto, que si les gusta un deporte les animemos a hacerlo y procuremos que disfruten realizándolo. Si, por contra, no les entusiasma ningún juego deportivo, podemos intentar mostrarle otros deportes, practicar alguno con ellos en nuestro tiempo libre o jugar a juegos que supongan correr o moverse como el pañuelo o simplemente saltar a la comba. Todo ello intentando que disfruten y se lo pasen bien, pues es la manera de que a la larga les resulte más fácil y sean ellos los que quieran practicar alguna actividad deportiva.

Además, enseñar a los niños que el deporte no es una obligación, sino una forma de ocio, fomenta que busquen un ocio saludable y alternativo cuando sean más mayores. Por eso, aparte de las horas deportivas que impone el colegio, es fundamental que en casa también busquemos un hueco para realizar actividades deportivas como montar en bicicleta, hacer senderismo por el campo, juegos en el parque, o incluso en épocas de calor realizar juegos en la piscina como volley o el famoso 1-X-2.

¿En qué aspectos beneficia el deporte en los niños?

La mayoría de personas tenemos la mentalidad de apuntar a los niños a clases de deporte para que se diviertan, pero la actividad deportiva aporta mucho más que eso. Esta aportación la podemos dividir en cuatro partes: la parte física, la parte psicológica y emocional, la parte educativa y social, y la parte de diversión y ocio.

Desarrollo físico: Como hemos dicho anteriormente, los juegos deportivos ayudan a desarrollar numerosas habilidades físicas como la coordinación, el equilibrio, la fuerza o la elasticidad. Todo esto favorece un correcto desarrollo del organismo para que niños y niñas crezcan sanos, evitando problemas muy habituales en la sociedad actual como la obesidad infantil.

Desarrollo psicológico y emocional: Los juegos y actividades deportivas ayudan a chicos y chicas a pensar rápidamente evaluando las opciones y a tomar una decisión en el momento para solventar los obstáculos que se encuentran. Por ejemplo, si vamos a hacia la canasta jugando al baloncesto y un jugador del otro equipo nos intercepta valoramos nuestras opciones (tirar a canasta, hacer una finta o pasar a un compañero) y decidimos en cuestión de milésimas de segundo. También les ayuda a aprender a gestionar, controlar y canalizar sus emociones a muchos niveles: los nervios, la frustración, la euforia, el enfado, etc., y libera endorfinas, favoreciendo que sean más positivos, estén más felices y tengan una mayor autoestima.

Aprendizaje educativa y social: Como decimos al principio del artículo, el deporte inculca una serie de valores muy beneficiosos para niños y niñas en muchos aspectos de su vida, como el respeto, la confianza en uno mismo o el esfuerzo. Además, aprenden la importancia de cumplir las normas, de trabajar en equipo valorando las cualidades de cada persona, a tener paciencia a la hora de conseguir llegar a sus objetivos y a valorar lo que se obtiene. Todo esto normalmente se enseña en las aulas, pero donde realmente se aprende es cuando lo tienen que poner en práctica, y son valores que el ayudarán mucho a la hora de relacionarse en sociedad durante toda su vida.  Así, los juegos deportivos ayudan a niños y niñas a sociabilizar y hacer amigos, a apoyarse unos a otros y a crear espíritu de equipo.

Diversión y ocio: Por supuesto, ¡el deporte es súper divertido! A niños y niñas les suele encantar jugar y hacer deporte, se lo pasan genial con sus amigos y disfrutan al máximo de las actividades.

Por todo esto, en la Asociación siempre intentamos fomentar el deporte entre nuestros chicos y chicas, buscar actividades deportivas que les gusten y les llamen la atención y que no lo hagan obligados, sino porque realmente les motivan y tienen ganas de practicarlas. ¡Y ellos se lo pasan pipa! 😉

Tags