adolescentes

MediaTic: Nuestro nuevo proyecto con la FAD.

La tecnología está presente en nuestra vida cotidiana desde hace mucho tiempo, pero en los últimos años y sobre todo a raíz de la situación vivida los últimos meses, se ha vuelto protagonista de nuestro día a día. Como consecuencia de la pandemia, ha aumentado considerablemente el uso de los ordenadores, móviles, tablets y otros dispositivos electrónicos, ya que se han vuelto imprescindibles para sentirnos cerca de nuestros seres queridos, ir a clase, trabajar o aliviar el aburrimiento después de tanto tiempo en casa sin poner en riesgo nuestra salud ni la de los demás.

No hay duda pues de que la tecnología es una herramienta que puede resultar muy útil para facilitarnos la vida, sin embargo no es oro todo lo que reluce. La tecnología es, como hemos dicho, una herramienta, lo que implica que puede tener unos usos muy beneficiosos para el ser humano y otros muy perjudiciales. Muchas de las ventajas ya las conocemos: facilitan el acceso a la información, mejoran la comunicación, permiten acceder a nuevas formas de aprendizaje, son una fuente de ocio y entretenimiento… Ahora bien, ¿cuáles son los problemas que pueden acarrear?

Normalmente los más perjudicados por las TICs son jóvenes y adolescentes, ya que todavía no son conscientes del riesgo que conllevan y tienden a hacer un mayor uso del recomendado. Además, se encuentran en una edad caracterizada por dificultad para medir los riesgos, una gran necesidad de socializar o aceptación social y una falsa sensación de invulnerabilidad. Algunos de los problemas más comunes son:

– El uso excesivo e interferencia con otras actividades como dormir, estudiar, hacer deporte, etc.

Aislamiento social y retraso en el desarrollo de las habilidades sociales, lo cual puede resultar curioso al tratarse de tecnologías de la información, pero al acostumbrarse a interactuar a través de dispositivos electrónicos dejan de realizar otras actividades con grupos sociales de pertenencia.

– Falta de privacidad y difusión indebida de datos personales al no tomar las necesarias medidas de seguridad, poniendo en riesgo su intimidad.

– Favorece el sedentarismo y el sobrepeso, al tener acceso a un ocio sin apenas movilidad.

– Dificultad para conciliar el sueño, al estar navegando por la red hasta altas horas de la madrugada, lo cual está favorecido porque la luz azul de las pantallas es similar a la luz solar e indica al cerebro que es momento de estar despierto.

– Ciberbullying o acoso escolar a través de internet, ya que el anonimato y perfiles falsos favorecen el poder acosar a una persona sin tener que responder por ello, incluyendo humillaciones, chantajes, difusión de información, fotografías o vídeos privados, acoso sexual, etc.

– Grooming o acoso por parte de un adulto que busca ganarse poco a poco la confianza de un menor a través de internet para luego poder abusar sexualmente de él.

– Problemas de autoestima y distorsión de la realidad, pues muchas veces lo que se muestra en internet o redes sociales no corresponde con la realidad, sin embargo hay muchos menores que no son conscientes de que no es real y aspiran a unos ideales imposibles que conllevan problemas de autoestima que pueden derivar en trastornos de la alimentación, depresión, ansiedad, etc.

– Adicción a las TICs. Algunos adolescentes y jóvenes llegan a padecer ansiedad si no tienen acceso a internet o dispositivos móviles, generando una adicción a las nuevas tecnologías.

Así, la tecnología es necesaria y muy útil, pero es muy importante educar a los menores para que hagan un uso responsable de internet. Con este objetivo, hemos firmado un convenio de colaboración con la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción y hemos puesto en marcha el proyecto MediaTic, con el objetivo de fomentar el buen uso de las tecnologías y prevenir todos los problemas que pueden derivarse de las mismas. Para ello, fomentaremos la participación juvenil y serán los propios adolescentes y jóvenes quienes se formarán como mediadores de otros jóvenes para un uso responsable de las TICs, favoreciendo su desarrollo personal y social también en el ámbito online.

Tags

¡Asistimos a la presentación del nuevo Plan de Infancia y Adolescencia de la Comunidad de Madrid!

Hace unos días se presentó el nuevo Plan de Infancia y Adolescencia de la Comunidad de Madrid 2017-2021 y, obviamente, Murialdo no podía faltar. ¡Si los niños son la mayor parte de nuestros proyectos! Nuestro presidente, Oscar, asistió al acto oficial donde se presentó el nuevo plan de la mano del director general de la Dirección General de la Familia y el Menor, Alberto San Juan (quien ya nos visitó hace unos meses), el presidente de la Fundación Tomillo, el presidente de la Fundación Pinardi, y el consejero de políticas sociales y familia, Carlos Izquierdo.

El Plan de Infancia y Adolescencia de la Comunidad de Madrid supondrá una herramienta para promover la igualdad entre los niños de nuestra sociedad, para asegurarles las condiciones adecuadas para el desarrollo de sus derechos, necesidades y deberes. Para hacer realidad este objetivo, se seguirán 6 líneas estratégicas:

  1. Avanzar en la construcción de una sociedad más amable con la infancia.
  2. Proteger los derechos básicos de la infancia y la adolescencia.
  3. Otorgar, de manera prioritaria, la necesaria atención a aquellos con carencias materiales y en situación de pobreza, desventaja o exclusión social.
  4. Atender a la protección de su salud y a la prevención de conductas no saludables.
  5. Prestar una atención preferente a situaciones de especial vulnerabilidad.
  6. Mejorar la calidad de la gestión y evaluación de resultados.

Para la elaboración de este plan se ha contado con la participación de 800 niños y adolescentes, diversas ONGs y expertos universitarios. Se pretende ponerlo en marcha lo antes posible, para mejorar el cuidado a los pequeños de nuestra sociedad, ¡desde ya mismo! Además, se va a trabajar para que la Comunidad de Madrid sea declarada por UNICEF «región amiga de la infancia«. Vamos, ¡que 2018 va a empezar a tope con la infancia, y nosotros con ella! ¡Es genial!

Tags

Descubriendo la adolescencia en el taller de Inteligencia Emocional

¡Ains, qué dura es la adolescencia! Es una etapa de inmadurez de la parte racional de nuestro cerebro, el neocortex, por lo que el proceso de toma de decisiones y la identificación de emociones puede suponer un mundo para los adolescentes. Se enfrentan continuamente a situaciones de frustración, falta de empatía, enfado y tristeza, así como la falta de atención, y el sentimiento de incomprensión les acompaña durante «la edad del pavo«. Si lo pensamos fríamente, desde la mente de un adulto, ¡son unos años realmente duros! Por eso hemos organizado un taller de inteligencia emocional para que los adolescentes de Murialdo aprendan a expresar sus emociones, controlarlas y cambiarlas, si es necesario, para que tengan unas relaciones sanas con ellos mismos y con los demás.

El objetivo de este taller es la identificación de 5 emociones básicas, enfado, miedo, tristeza, alegría y calma, para aprender a distinguirlas e identificar las situaciones en las que pueden darse. Para ello, echamos mano del cuento «El Enfado y la Tristeza», de Jorge Bucai, ya que este tipo de relatos son escuchados directamente por el hemisferio derecho del cerebro, donde se encuentra la atención y la creatividad.  ¡Nada de teoría aburrida! Después, nos centramos en trabajar cada una de esas emociones con globos muy expresivos y situaciones en las que puede darse cada una. ¡Fue de lo más interesante! Disfrutaron mucho de esta actividad ya que fue divertida, interactiva, ¡y de mucha utilidad!

Y es que no hay que olvidar que detrás de la coctelera de hormonas que son los adolescentes hay muchos factores que les definirán como persona en el futuro, por eso es importante prestar atención a sus reacciones y comportamientos para ayudarles en este camino a la madurez, en todos los aspectos.

Tags