boxeo

¿Por qué es tan importante el deporte para los niños/as?

El deporte es un hábito muy saludable que se debe inculcar en los niños y niñas desde pequeños, pues es en la infancia cuando despertará su curiosidad y podrán adquirir la afición por el deporte. Desde la primera infancia es innato que los bebés intenten agarrar objetos o mover las manos, y hacer actividades deportivas les irá ayudando a desarrollar sus habilidades psicomotrices y a mejorar aspectos como el equilibrio o la coordinación, favoreciendo que crezcan sanos.

El deporte transmite muchos valores que ayudaran a los más pequeños en la vida cotidiana. Hay que tener en cuenta que los valores son conductas adaptativas, es decir, se educan, no se tienen de nacimiento, de ahí la importancia de hacer un esfuerzo entre profesores y padres para que los niños aprendan valores como el trabajo en equipo, la generosidad o el saber perder. Y es que el deporte es la herramienta perfecta para transmitir muchos valores mientras los niños se divierten y que le serán de utilidad en muchas otras facetas de la vida: compromiso, esfuerzo, perseverancia y humildad, entre otros.

¿Sabíais que la inteligencia y el movimiento están relacionados?

La etapa más importante de la vida es la que engloba los primeros años desde que nacemos, o sea, cuando somos bebés o durante la infancia, pues es cuando empezamos a conocer el mundo, descubrir nuestras habilidades tanto físicas como psicológicas, desarrollamos nuestra personalidad y crecemos en todos los aspectos. Hay estudios que afirman que mediante el deporte los niños empiezan a pensar de manera crítica y a solucionar sus problemas. Por eso, las clases como educación física o actividades deportivas extra-escolares son fundamentales a la hora de desarrollarnos como personas, ya que además de mejorar nuestras cualidades físicas, promueven el sentido de la amistad, la solidaridad y el juego limpio, enseñándonos a respetar a los demás. De ahí que el desarrollo de la inteligencia esté relacionado con la movilidad y el deporte, entre otras cosas.

Por otro lado, los niños y niñas a través del deporte se pueden dar cuenta del valor de las cosas y el sacrificio y esfuerzo continuo que conlleva para conseguir una meta. Es recomendable, por tanto, que si les gusta un deporte les animemos a hacerlo y procuremos que disfruten realizándolo. Si, por contra, no les entusiasma ningún juego deportivo, podemos intentar mostrarle otros deportes, practicar alguno con ellos en nuestro tiempo libre o jugar a juegos que supongan correr o moverse como el pañuelo o simplemente saltar a la comba. Todo ello intentando que disfruten y se lo pasen bien, pues es la manera de que a la larga les resulte más fácil y sean ellos los que quieran practicar alguna actividad deportiva.

Además, enseñar a los niños que el deporte no es una obligación, sino una forma de ocio, fomenta que busquen un ocio saludable y alternativo cuando sean más mayores. Por eso, aparte de las horas deportivas que impone el colegio, es fundamental que en casa también busquemos un hueco para realizar actividades deportivas como montar en bicicleta, hacer senderismo por el campo, juegos en el parque, o incluso en épocas de calor realizar juegos en la piscina como volley o el famoso 1-X-2.

¿En qué aspectos beneficia el deporte en los niños?

La mayoría de personas tenemos la mentalidad de apuntar a los niños a clases de deporte para que se diviertan, pero la actividad deportiva aporta mucho más que eso. Esta aportación la podemos dividir en cuatro partes: la parte física, la parte psicológica y emocional, la parte educativa y social, y la parte de diversión y ocio.

Desarrollo físico: Como hemos dicho anteriormente, los juegos deportivos ayudan a desarrollar numerosas habilidades físicas como la coordinación, el equilibrio, la fuerza o la elasticidad. Todo esto favorece un correcto desarrollo del organismo para que niños y niñas crezcan sanos, evitando problemas muy habituales en la sociedad actual como la obesidad infantil.

Desarrollo psicológico y emocional: Los juegos y actividades deportivas ayudan a chicos y chicas a pensar rápidamente evaluando las opciones y a tomar una decisión en el momento para solventar los obstáculos que se encuentran. Por ejemplo, si vamos a hacia la canasta jugando al baloncesto y un jugador del otro equipo nos intercepta valoramos nuestras opciones (tirar a canasta, hacer una finta o pasar a un compañero) y decidimos en cuestión de milésimas de segundo. También les ayuda a aprender a gestionar, controlar y canalizar sus emociones a muchos niveles: los nervios, la frustración, la euforia, el enfado, etc., y libera endorfinas, favoreciendo que sean más positivos, estén más felices y tengan una mayor autoestima.

Aprendizaje educativa y social: Como decimos al principio del artículo, el deporte inculca una serie de valores muy beneficiosos para niños y niñas en muchos aspectos de su vida, como el respeto, la confianza en uno mismo o el esfuerzo. Además, aprenden la importancia de cumplir las normas, de trabajar en equipo valorando las cualidades de cada persona, a tener paciencia a la hora de conseguir llegar a sus objetivos y a valorar lo que se obtiene. Todo esto normalmente se enseña en las aulas, pero donde realmente se aprende es cuando lo tienen que poner en práctica, y son valores que el ayudarán mucho a la hora de relacionarse en sociedad durante toda su vida.  Así, los juegos deportivos ayudan a niños y niñas a sociabilizar y hacer amigos, a apoyarse unos a otros y a crear espíritu de equipo.

Diversión y ocio: Por supuesto, ¡el deporte es súper divertido! A niños y niñas les suele encantar jugar y hacer deporte, se lo pasan genial con sus amigos y disfrutan al máximo de las actividades.

Por todo esto, en la Asociación siempre intentamos fomentar el deporte entre nuestros chicos y chicas, buscar actividades deportivas que les gusten y les llamen la atención y que no lo hagan obligados, sino porque realmente les motivan y tienen ganas de practicarlas. ¡Y ellos se lo pasan pipa! 😉

Tags

¿Visita de Pangea a un ring de boxeo? ¡Sí! ¡Tal cual!

Nadie se puede hacer una idea de la emoción que se respiraba el día de esta actividad. ¡Los chicos de Pangea nos escapamos al gimnasio de boxeo Gymbutarque! Prácticamente ninguno habíamos tenido nunca la oportunidad de enfundarnos unos guantes y entrenar junto a los mejores, porque encima tuvimos la suerte contar Juan Domínguez y su «Domínguez Team» para explicarnos un montón de cosas interesantes sobre este deporte.

El objetivo de la visita al gimnasio Gymbutarque era que los chicos pudieran conocer los beneficios del deporte, experimentar el esfuerzo y disfrutar de una actividad tan poco común. ¡No todos los días se tiene la oportunidad de subirse a un ring! Y vaya si se esforzaron nuestros chicos, porque la jornada comenzó con un calentamiento corriendo para continuar con un entrenamiento funcional, ¡con guantes y todo! Todos acabaron con la lengua fuera, pero pudieron reponer fuerzas con un refresco y una barrita energética. ¡Igual que los profesionales!

Fue fantástica la actitud de todos los asistentes, quienes estuvieron muy motivados y se esforzaron al máximo durante toda la duración de la actividad. De hecho, pudimos observar cómo chicos diagnosticados con TDAH o con dificultades para controlar su impulsividad , se mostraron atentos a las indicaciones, siguiéndolas con mucha dedicación mientras disfrutaban. Así que, como era de esperar, ya están preguntando cuándo es la próxima visita al gimnasio Gymbutarque, a los que agradecemos enormemente su tiempo y atención durante esta jornada tan intensa.

Tags