campamento infantil

¡La diversión continúa en el Campamento Murialdo 2019!

Día 7 – La Terminal

Se sabe de un lugar donde podemos ponernos a refugio de todos los zombies, una especie de templo cuyo nombre es «La Terminal». Hay que hacer lo posible por encontrarlo, así que nos emplearemos a fondo en las diferentes pruebas, juegos y talleres para llegar a este refugio. No siempre es fácil luchar contra las inclemencias atmosféricas y el tiempo de este día nos lo puso bastante difícil: hubo una gran tormenta, por lo que tuvimos que seguir con otras alternativas, pero aún así hemos podido seguir disfrutando al máximo del día a día.

Por un lado, los pequeños hemos hecho un juego de diferentes pruebas como la gallinita ciega, los aros, dientes, ratón y gato o el escondite inglés, y por la tarde hemos decidido hacer y construir utensilios que pueden servirnos para la defensa. Por otro lado, los mayores hemos seguido caminando, en este caso la ruta ha sido de Oville a Boñar. Tenemos que hacer mención especial a José encargado del bar del pueblo de Oville el cual ha mostrado una gran generosidad y amabilidad con todos nosotros ofreciéndonos sus terrenos, huertos, agua, cobijo y todo lo que nos hiciese falta para que nuestra estancia y pernocta en este pueblo fuese lo más apacible y tranquila posible. Hemos disfrutado con la gente de estos pueblos y hemos visto cómo se desbordan en generosidad y amabilidad. Mención especial también especial los encargados del bar El Soto de Boñar, los cuales han permitido que con la tormenta que nos ha sorprendido haya sido posible cenar y dormir tranquilos. Muchísimas gracias de corazón a esas personas que de manera altruista ofrecen todo lo que tienen al paso de campamentos. Esas personas de esta España rural vaciada siguen dando lecciones de vida ejemplo de generosidad y buenos valores.

 

Día 8 – El Infiltrado

Cabe una gran posibilidad de que tengamos un zombie infiltrado con grandes dotes y muy inteligente, ya que ha contagiado a varios de nosotros. Tenemos que averiguar quiénes son y para ello realizaremos una serie de pruebas y juegos para salir de la incertidumbre y así poder poner en cuarentena a esos zombies y conseguir curarlos.

Los pequeños, después de haber llevado a cabo todas nuestras tareas de limpieza de patio, recogida del comedor y mejora de aseos, hacemos la primera prueba del día: un test para detectar a las personas contagiadas y un circuito de relevos con diferentes pruebas. Por la tarde llevamos a cabo un taller para hacer nuestra propia masa slime, ya que los científicos dicen que es el cebo perfecto para los zombies porque les encanta. Por la noche el tiempo ha mostrado de nuevo su cara más fea, pero aún así nos ha permitido llevar a cabo la velada. Los mayores están terminando su último día de rutas de Boñar, han pasado por Valdepielago y han terminado coronando y siendo recibidos por los más pequeños. El agotamiento  y el cansancio se pueden apreciar en sus rostros y en su aspecto, pero aún así es estamos contentos de volver a estar todos juntos de nuevo.

 

Día 9 – El Reino

En este día se realizan actividades que tienen que ver con la defensa del campamento o, como nosotros lo llamamos, el “reino”, el cual hemos ido creando durante los últimos días. El objetivo es encontrar una cura para el virus zombie y para ello los pequeños genios han hecho una gymkhana en la que a través de pistas, hemos encontrado los ingredientes que se necesitan para crear la cura. Después en el taller hemos creado nuestro propio libro del virus zombie con los ingredientes encontrados durante la gymkhana.

Los mayores hemos puesto en práctica nuestro ingenio y habilidad mental para hacer una serie de juegos. El taller se monta para trabajar los estereotipos, y se ve claramente que se trata de un grupo muy maduro a la hora de reflexionar sobre ciertos temas. Por último, en la velada ha tenido lugar un juego nocturno en el que hemos puesto en práctica la estrategia y habilidad adquirida durante el día. ¡En este campamento no dejamos de aprender y pasárnoslo genial!

 

 

 

¡Muchas gracias a nuestros colaboradores!

Tags

¡Empieza la cuenta atrás para el Campamento La Vecilla 2019!

Cuando llegan las vacaciones escolares, los niños y niñas tienen tanto tiempo libre que es difícil encontrar continuamente actividades para que no se aburran, especialmente mientras los padres trabajan. Los campamentos son la solución perfecta para que los peques se diviertan y aprendan diversos valores mientras hacen nuevos amigos. A continuación os contamos algunos de los beneficios de los campamentos de verano, que son muchos, además de vivir momentos y experiencias que nuestros hijos/as no olvidarán nunca.

Desarrollo de habilidades sociales:  Durante todo el campamento, niños y niñas tienen la oportunidad de convivir con personas de su edad, lo cual hace que las relaciones que construyen con sus nuevos amigos y amigas sea muy intensa. Esto quiere decir que las amistades que se generan son muy fuertes, pero que también deben tener más tolerancia, talante y paciencia, respetando las opiniones y costumbres de cada uno para facilitar la convivencia. Además, el conocer nuevos chicos y chicas sumado a las actividades que se llevan a cabo, les ayuda a vencer la timidez y a aprender a relacionarse en cualquier entorno.

Toma de responsabilidades: Al salir de casa, los chicos y chicas adquieren nuevas responsabilidades como mantener ordenadas y controladas sus pertenencias, la limpieza de espacios comunes o hacer su cama cada día. Además, tienen que comunicarse con sus compañeros y monitores para ponerse de acuerdo, aprender a compartir y  Todo esto f0menta su independencia, les ayuda a tomar conciencia de la importancia de realizar sus tareas y les facilitará asumir nuevas responsabilidades conforme vayan creciendo.

Adquisición de nuevos valores: Tanto la forma de trabajar valores en un campamento de verano como los valores que se trabajan, son muy diferentes a la de dentro de un aula. Esto se debe a que la experiencia de un campamento y todas las actividades que se organizan en él van enfocadas al aprendizaje de diversos valores como el respeto, el compañerismo, la confianza (tanto en uno mismo como en los demás), la autoestima, la independencia o el esfuerzo, siempre desde un punto de vista práctico y divertido.

Desarrollo de habilidades psicomotrices: Las actividades propias de los campamentos se caracterizan por combinar una gran diversidad de juegos que les ayudan a desarrollar diversas capacidades a todos los niveles. Por ejemplo, los deportes les ayudan a mejorar su coordinación y forma física, los juegos con pinturas o manualidades estimulan su creatividad, y las excursiones en plena naturaleza trabajan su orientación y despiertan su curiosidad por el entorno.

Hábitos saludables: Si hay algo que se fomenta en un campamento son los hábitos de vida saludables. El deporte, las actividades y los juegos al aire libre les enseñan lo divertido que es el ocio saludable, fomentando la superación personal en cada nuevo reto. Disfrutar de este tipo de ocio alternativo es esencial para que aprendan a llevar un estilo de vida sano y que relacionen la diversión con el ejercicio para que cuando vayan creciendo sean ellos los que busquen deportes que les gusten y les motiven.

Relación con la naturaleza: Una de las características que más destacan en los campamentos es que suelen ser en el campo y en total relación con la naturaleza. Salir de la ciudad y descubrir todos los beneficios que nos aporta el entorno natural suele ser una experiencia increíble para niños y niñas, que de repente se encuentran en un ambiente nuevo y sorprendente. Además, en la naturaleza los chicos y chicas pueden ser más autónomos, desarrollan su creatividad y aprenden la importancia de respetar y cuidar el medio ambiente.

Viendo los beneficios que aportan a la infancia los campamentos de verano, hace que valoremos la importancia de que todos los niños y niñas tengan la oportunidad de vivir esta experiencia. En la Asociación somos conscientes de esta necesidad, sobre todo para los menores en riesgo de exclusión. Por eso, uno de nuestros proyectos consiste en organizar un campamento, donde todos estos chicos y chicas puedan salir de Madrid y disfrutar de unos días de vacaciones (muchos no tienen la oportunidad de irse de vacaciones con su familia) divirtiéndose, relacionándose y aprendiendo en un entorno completamente diferente.

Así que ya estamos ultimando preparativos, cargando las pilas y preparándonos para pasarlo en grande en…

¡EL CAMPAMENTO LA VECILLA 2019!

 

Tags

Murialdo, ¡qué arte!

Arranca el Campamento de Murialdo, como no: con mucho arte!

Día 1 – El Viaje

Tras un largo viaje, el martes 17 de julio, llegamos a La Granja Santa Catalina en la Vecilla donde pasaremos 12 días llenos de arte.

Para presentarnos todos comenzamos con un juego lleno de color… donde cada participante pudo saber a qué corriente artística pertenece y con el que compartirán muchos momentos juntos.

Día 2 – Día de la Arquitectura

Comienza un estupendo día para conocer y crear todo tipo de obras arquitectónicas. El grupo de pequeños tuvo la oportunidad de conocer las diferentes arquitecturas a lo largo de la historia y después pudieron redecorar sus cabañas a su gusto… que bonitas han quedado! Los mayores dieron un paso más y crearon sus propias arquitecturas: casetas de perros, edificios y hasta a la monitora!!!

Para terminar el día, nos juntamos todos para poder encontrar el plano robado del palacio de Versalles buscando por toda la zona las piezas de este palacio.

Día 3 – Día del Mimo

Nos despertamos un poquito más temprano de lo normal para poder comenzar la ruta conjunta hasta el río del pueblo de Montuerto. Aunque comenzamos la ruta con chubasquero acabamos todos bañándonos en el río y además pintados de mimos!!

Terminamos el día con una velada basada en la historia del mimo y aprovechando para que todos nuestros campistas puedan aprender los trucos para ser un gran mimo.

¡Gracias a nuestros patrocinadores!

Tags