campamento urbano

Campamento Urbano Murialdo

Desde que comenzó la pandemia del Covid-19 nos hemos tenido que ir adaptando e implementar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad tanto de los menores como de los trabajadores de la Asociación, lo que en muchas ocasiones ha complicado realizar ciertas actividades. Una de ellas era nuestro ya mítico Campamento de Verano Murialdo, que era una de las actividades favoritas de nuestros chicos y chicas y, para muchos, su único momento de ocio fuera de casa y desconexión en verano. ¿Cómo los íbamos a dejar sin campamento este año después de todo lo que han pasado?

Comenzamos a pensar entre todos cómo podíamos solucionar el problema, por supuesto siempre priorizando la salud de todos y garantizando que se cumplían las medidas de seguridad.Lo importante muchas veces no es el qué o el dónde, sino el con quién. Y nuestros chicos y chicas son quiénes hacen especial cada día. Entonces se nos ocurrió organizar un Campamento Urbano Murialdo, dos semanas en las que nuestros chicos y chicas podrían divertirse con seguridad haciendo un montón de actividades diferentes, a la vez que trabajábamos con ellos valores como el cuidado de la naturaleza, el compañerismo, el ocio saludable, la alimentación sana, los derechos de la infancia, etc.

Gracias a la ayuda de nuestras entidades colaboradoras, Educo, el Ayuntamiento de Getafe, negocios de la zona y personas particulares conseguimos lo que necesitábamos: espacios de ocio, mascarillas y geles hidroalcohólicos, desayunos, comidas y meriendas, etc. ¡Estábamos listos para pasárnoslo genial! Preparamos la lista de actividades y empezamos nuestro campamento urbano con seguridad y responsabilidad, pero sobre todo, con un montón de ganas e ilusión. ¿Quieres saber todo lo que hicimos? ¡Sigue leyendo!

Fresquitos en la piscina

Una de nuestras actividades estrella fue la piscina, donde los chicos y chicas disfrutaron de varios chapuzones y juegos. Eso sí, con mucha protección solar que no se quemara nadie 😉

Juegos en el parque

Otro día fuimos al parque, donde nos divertimos un montón con varias dinámicas y juegos de agua para refrescarnos. ¡Incluso vimos patitos! Siempre con mascarilla y lavándonos mucho las manos. Luego disfrutamos de un rico menú de comida gracias a Educo, que nos supo a gloria después de tanto ejercicio.

De pino en pino en Aventura Amazonia

Si hay una actividad emocionante, divertida y cansada es un circuito multiaventura. Al llegar los monitores del parque nos explicaron cómo funcionaba el arnés de seguridad y la tirolina, y luego nos preparamos para comenzar a hacer el circuito como verdaderos aventureros. Saltamos, brincamos, pasamos de árbol a árbol y disfrutamos como monos de esta experiencia única. ¡Fue divertidísimo!

Aprendiendo en el Jardín Botánico

Entre tanta aventura, decidimos hacer algo más tranquilo para reponer fuerzas, así que fuimos a dar un paseo por el Jardín Botánico de Madrid. Allí hicimos una actividad de descubrimiento que nos sirvió para aprender a reconocer distintas plantas que nos podemos encontrar en el campo. El contacto con la naturaleza es muy importante en la infancia para un adecuado desarrollo, y además nos ayuda a entender por qué es importante respetar y cuidar el planeta en el que vivimos. En el Jardín Botánico disfrutamos aprendiendo un montón sobre nuestro entorno natural.

 

Toboganes y diversión en el Aquopolis.

Aprender puede ser divertido, pero un Jardín Botánico es difícilmente comparable a una excursión al Parque Acuático. ¡Al menos para los niños! 😉 Desde que llegamos al Aquopolis no paramos. Las pistas blancas, los roscos, los rápidos, la piscina de olas… ¡lo probamos todo! Sin duda una experiencia que muchos recordarán como «la mejor de todas, profe». ¡Este campamento urbano tenía muchas sorpresas guardadas para que nuestros chicos y chicas lo disfrutaran tanto como siempre!

Descubriendo Madrid

Después de un día refrescante, fuimos a conocer Madrid. Dimos un tranquilo paseo por el Retiro, la Puerta del Sol, la Plaza Mayor y el Madrid de los Austrias. ¡Cómo cansa hacer turismo de ciudad! Y es que aunque estemos tan cerca de la capital, aún hay muchas cosas que desconocemos, y que vamos descubriendo poco a poco con cada escapada a Madrid.

Pleno con la Bolera

Para terminar, fuimos de excursión a la Bolera de Parquesur a jugar a los bolos. ¡La bolera para nosotros solos! Y aunque en las películas siempre hacen pleno, ¡es más difícil de lo que parece! Aún así chicos y chicas se lo pasaron genial jugando, y luego terminamos el día por todo lo alto comiendo pizza. ¡Eso sí que fue un pleno para todos! 😉

Gracias 💜

De nuevo queremos dar gracias a todos los educadores/as y voluntarios/as que han puesto sus ganas y su esfuerzo para que esto fuera posible, que se implican cada día  y que saben que la educación va más allá de acompañar. ¡Sois geniales!

Gracias también a todas las demás personas, entidades colaboradores, establecimientos, etc. que han hecho esto posible. Especialmente a Educo, que con su programa de Becas Comedor Verano Covid se han adaptado a las necesidades derivadas del confinamiento. Este programa tiene como fin garantizar una comida completa al día y actividades de ocio durante julio y agosto a través de campamentos urbanos que ayuden a niños y niñas a gestionar sus emociones y superar el trance de dos meses que ha durado el confinamiento. ¡Gracias a todos/as!

Tags