comunicación

La gran importancia de los tableros de comunicación

Ayudar a los demás supone mucho más que tener ganas (que, por supuesto, ¡son imprescindibles!). Hay que saber cómo tratar con personas que se encuentran en situaciones de dificultad y eso es precisamente para lo que estudian nuestros chicos de Grado Medio en Atención a Personas en Situación de Dependencia, donde aprenden técnicas comunicativas tan maravillosas como los tableros de comunicación. ¿En qué consisten exactamente?

Un tablero de comunicación es un método muy usado con personas que tienen dificultades para expresas sus deseos y sentimientos, basándose en elementos externos al propio cuerpo para facilitar esta tarea. Tal y como indica su nombre, es un tablero hecho de cuadernos y hojas plastificadas en el que se añade información en forma de dibujos y palabras sencillas. De esta forma, los usuarios pueden expresar ideas y entender otras apoyándose en los elementos visuales del tablero. Los chicos de Grado Medio elaboraron diferentes tipos que, como veis, tienen un importante trabajo detrás, ¡y les han quedado genial!

Además, en función del colectivo al que vayan dirigidos, existen diferentes tipos de tableros de comunicación:

  • Personas con Discapacidad física: traumatismos craneoencefálicos, parálisis cerebral, patologías neurológicas y neuromusculares degenerativas, malformaciones craneoencefálicas.
  • Personas con Discapacidad intelectual: autismos, trastornos graves del desarrollo, discapacidad cognitiva y trastornos específicos del lenguaje, pluridiscapacidad.
  • Personas con Trastornos neurológicos específicos del lenguaje: afasias (pérdida de la capacidad de producción del lenguaje debido a lesiones en las áreas cerebrales especificas para esta tarea), anartrias (Imposibilidad de articular los sonidos).

Y, efectivamente, todas estas personas pueden mejorar su nivel comunicativo gracias a estos tableros. ¡Qué buen trabajo harán nuestros estudiantes de Grado Medio cuando finalicen sus estudios!

Tags

¡En las clases de español también hay hueco para desayunos!

¡Menudo pintón tiene el desayuno que organizamos en el proyecto de Inmigración! Lo que en su día empezó como una fiestecilla de cierre del curso de las clases de español, hoy es una actividad que se organiza cada trimestre con el fin de compartir experiencias y costumbres gastronómicas a base de deliciosos platos hechos por las asistentes. Y es que el proyecto de las clases de español tiene más importancia de la que parece a priori porque, ¿te imaginas no ser capaz de entender las notas de tus hijos? ¿O no poder explicarle a tu médico qué te ocurre? ¡La comunicación es una necesidad vital para todos!

Estos inmigrantes son, en muchas ocasiones, analfabetos en su propio idioma, por lo que la aventura de empezar una nueva vida en España se convierte en un reto demasiado grande. Por eso Murialdo trabaja por paliar las necesidades idiomáticas organizando clases de español, para que estas personas, procedentes de Marruecos, Argelia, Ucrania y Mali, puedan desarrollarse social y personalmente. Actualmente se imparte a dos grupos divididos por sexos, ya que por temas religiosos algunas de las mujeres que asisten no pueden mezclarse con hombres. Además, muchas se ven en la necesidad de llevarse a sus bebés a las clases, así que, como os podréis imaginar, son muchas historias duras y diferentes pero todas con el mismo objetivo: mejorar su vida y la de su familia, siendo capaces de comunicarse de forma clara con las personas de su entorno, desde el panadero, hasta la empresa de la luz o el médico.

El éxito es tal que han solicitado que se amplíen las clases. ¡Ojalá pudiéramos hacerlo! Porque Jonathan, Miriam, Carmen, Ernesto y Lola, trabajadores y voluntarios del proyecto, se dejan la piel para que estos inmigrantes aprendan un montón en cada una de sus clases. Y es que ha habido años en los que no hemos podido contar con financiación y por eso la labor voluntaria desempeña un papel fundamental. Además, estos inmigrantes valoran el esfuerzo que hacemos desde la asociación por sacar las clases de español adelante y por eso las aprovechan al máximo, lo que hace que esto se convierta en un súper trabajo en equipo. ¿Cómo no íbamos a organizar estos desayunos? ¡Todos nos lo hemos ganado!

Tags