Día Internacional de la Mujer

Celebramos el Día Internacional de la Mujer con Súper Mujeres en Murialdo

Parte de la misión de Murialdo es promover la igualdad de oportunidades entre hombre y mujer en todos y cada uno de los ámbitos de la vida. Y por eso no se nos ocurre mejor fecha que el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para hablaros de Carmen, Miliha y Natalia. Estas tres mujeres forman parte de la asociación de distinta manera. Entre ellas son totalmente diferentes pero, como otras tantas historias, se han cruzado en Murialdo:

Carmen, 26. Madrid.

Carmen es antropóloga. Hace algún tiempo se decidió a buscar un voluntariado como profesora de español y dio con Murialdo. Ahora da clases a mujeres de varias nacionalidades y ¡se nota que le encanta! Carmen está acostumbrada al trabajo con personas de diferentes culturas que, en un primer momento, pueden parecer muy diferentes a la nuestra. Sin embargo, nos cuenta que los planteamientos de sus alumnas no son tan distintos a los que se puedan dar en nuestra sociedad. Aún así, tanto ella como la asociación tratan de adaptarse para que sus alumnas puedan sentirse cómodas en clase.  Para Carmen el avance está en la educación y en dar visibilidad al trabajo de todas las mujeres que, como ella y sus alumnas, buscan valerse por sí mismas y no dejar nunca de aprender. Con profes como ella, ¡seguro que esto va pa’lante!

Miliha, 28. Mali.

Miliha es alumna de Carmen. Lleva cuatro años en España y dos en Murialdo, se nota que no se ha perdido una clase porque ha avanzado un montón con el idioma. Esto ha sido posible porque en la asociación permiten que las alumnas que son madres, como ella, puedan ir a clase con sus hijos. Además de aprender el idioma, Miliha está criando a sus niños hasta que sean un poco más mayores, y ella pueda buscar un trabajo fuera de casa. A Miliha le gustaría que la gente se de cuenta que sacar a sus hijos adelante también es un trabajo. Ella, como otras tantas mujeres, se dedica a sus pequeños 24 horas al día, 7 días a la semana. Puede que no sea un trabajo remunerado, pero ¡vaya si es jornada completa! También nos habló de la vida de sus amigas y conocidas en su país, donde la religión rige mucho más sus vidas que en España. A pesar de ello, Miliha defiende la capacidad de todas las mujeres de elegir el rumbo de sus vidas porque, como ella bien dijo, “la religión es la misma, pero nuestras vidas son diferentes“.

Natalia, 18. Madrid.

Natalia se encarga de los Servicios de Limpieza en las tres sedes de la asociación. Una de las cosas más guays de Murialdo es que, cuando hay una oportunidad de trabajo, tratan de dársela a alguien que ya forme parte de la asociación. Este es el caso de Natalia, que entró en mayo a hacer unas prácticas de Administración y, tan contentos quedaron con ella, que no la han dejado escapar. Natalia nos habló de la facilidad con la que mucha gente obvia que es una mujer la que tiene que encargar de la limpieza, y también, de las veces que han infravalorado su trabajo. Lo que seguramente todas esas personas no saben es que Natalia ha estado durante mucho tiempo estudiando (¡y con sobresalientes!) y trabajando a la vez. Por circunstancias familiares, su colaboración en casa se hizo más necesaria y tuvo que dejar los estudios para poder compaginar sus tres trabajos actuales. Sí, sí, habéis leído bien ¡tres trabajos! Natalia, eres una auténtica crack.

Cada una de estas mujeres, de diferente cultura, edad y circunstancias significan un paso adelante en el avance, no sólo de la mujer, sino de la sociedad en general. Cada una de sus historias refleja la superación de obstáculos impuestos por sus propias condiciones, así que hoy desde Murialdo les rendimos un pequeño homenaje, a ellas y a todas las mujeres del mundo. ¡Sois una pasada, mujeronas!

 

Tags