Día Internacional de la Mujer

Visitamos Luces en la Sombra: un reconocimiento a algunas de las grandes mujeres de la historia

El 8 de marzo de cada año se celebra El Día Internacional de la Mujer, antes llamado el día de la mujer trabajadora, rinde homenaje a las mujeres y a sus luchas en busca de la igualdad y sus derechos ¿Pero sabéis porque se celebra el 8 de marzo? Este día especifico a las mujeres trabajadoras se debe a un trágico suceso ocurrido en Estados Unidos, el 8 de marzo del año 1857, cuando las mujeres que trabajaban en una fábrica textil de Nueva York pararon de trabajar como protesta de a sus precarias condiciones trabajo. Esta fue la primera vez que las mujeres se unían para defender las mejoraras laborales, como también, sus derechos. Esta rebelión fue contenida de manera violenta, finalizándola con la muerte de 129 trabajadoras que fueron carbonizadas dentro de la fábrica. Años después, surgió la idea de crear una fecha para homenajear a las trabajadoras muertas en la fábrica de textil. Así fue como en 1975, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) decidió establecer el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

En honor al 8 de marzo, día de la mujer, nuestras alumnas de alfabetización han acudido a una exposición de pintura, escultura y cerámica llamada “Luces en la sombra”, un homenaje y reconocimiento de los artistas de la Carpa a muchas mujeres que han iluminado la historia. La exposición no podía tener mejor nombre: todas son luchadoras por los derechos de la mujer con grandes logros en la historia, pero que no fueron reconocidas como merecían. Nos asombró mucho lo desconocidas que son muchas de estas mujeres a pesar de sus grandes aportaciones a través de inventos, cuadros, composiciones musicales, ideas, novelas, innovaciones, etc., y cómo estas creadoras fueron y son eclipsadas por sus maridos, compañeros, hermanos u otros hombres con creaciones menos importantes.


Todas son mujeres increíbles, que han demostrado a lo largo de la historia que se puede soñar a lo grande y luchar por nuestros derechos. De entre todas ellas, destaca Manuela Malasaña, que murió a los diecisiete años víctima del levantamiento del 2 de mayo de 1808, entregando su vida a cambio de la libertad y haciendo que se creara en torno a su memoria una leyenda de heroína. También la escritora española de la generación del 27, Maria Teresa León, que en la Guerra Civil llevó a cabo una importante actividad de animación cultural y literaria,  Aline Sitoe, conocida como la “Juana de Arco de África”como heroína de resistencia a la colonización de Casamance, o la impresionante “Reina del rock” Tina Turner, quien habla en las letras de sus canciones  sobre aprender a respetar y respetarse a uno mismo para poder avanzar.

Otra de las famosas mujeres que dan historia a día de hoy es Frida Khalo, una pintora mexicana quien se caracterizo aparte de su pintura personal e ingenua, es conocida por siempre ser una mujer libre, ajena de los estereotipos de género y defensora de los indígenas latinoamericanos. Junto a ella, destaca Hedy Lammarr, llena de fuerza y soñadora por la igualdad que fue la primera mujer que protagonizó un desnudo y simuló un orgasmo en la Historia del cine (Éxtasis, Gustav Machatý, 1933). Santa Teresa, la primera mujer que consiguió ser doctora en la Iglesia, concedido por el Papa Pablo VI.


Todas tienen algo que las ha hecho especiales: Rosalía de Castro, una importante poeta y novelista precursora del feminismo y defensora el papel de la mujer en la sociedad y la cultura, Isadora Duncan, bailarina estadounidense que introdujo innovaciones en la danza, gran defensora del papel de la mujer, además de ser muy conocida por oponerse al matrimonio, teniendo dos hijos soltera, algo que en aquella época hacía que la tomaran por loca. Y siguen saliendo nombres: Lolo Rico, directora y realizadora de «La bola de cristal» y guionista de algunos de los programas infantiles más populares de los años 70 en España, Carmen Martín, escritora con uno de los valores más firmes de la literatura española de la segunda mitad del siglo XX,  Fanny Mendelssohn, compositora y pianista alemana,  Mary Agnes Chase, botánica, ilustradora y agrónoma estadounidense que fue activista por el sufragio femenino.

La lista es infinita. Mujeres que hicieron grandes aportaciones y que no recibieron reconocimiento. Mujeres luchadoras a las que debemos muchos de los derechos de los que gozamos hoy en día. Mujeres creativas, inteligentes, trabajadoras, visionarias. Mujeres que no tuvieron miedo en revelarse contra una sociedad que las relegaba a la sombra de los hombres y lucharon por sus sueños. Hoy seguimos homenajeándolas a todas ellas el 8 de marzo, pero también seguimos uniéndonos para luchar por una igualdad real, porque todavía queda camino que recorrer.

Asistir a este tipo de actividades es importante para darnos cuenta de la importancia de las obras de muchas mujeres, de todo a lo que se tuvieron que enfrentar, y cómo lograron destacar incluso en su tiempo. Por eso queremos transmitir a nuestras alumnas y alumnos la necesidad de seguir luchando por la igualdad, de apreciar el trabajo de todas estas mujeres y de luchar por sus metas aunque parezcan inalcanzables, porque los grandes sueños siempre nos llevan a hacer grandes cosas, y soñar a lo grande siempre está permitido.

Tags

Apostamos por la coeducación en el Día de la Mujer

Se acerca el día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en el que reivindicamos la posición de las mujeres en la sociedad y todas las desigualdades a las que se enfrentan cada día. Desde asociaciones como Murialdo tenemos el compromiso de fomentar la igualdad de género en los menores y familias a las que recibimos y atendemos cada día. Por ello, tenemos que hablar de coeducación y la importancia de su aplicación en los proyectos que llevamos cabo. ¿Sabéis lo que es?

Los objetivos de la coeducación se centran en corregir los estereotipos sexistas y desarrollar todas las capacidades individuales con independencia del género. La intervención educativa en esta línea supone fomentar valores, actitudes y comportamientos éticos, así como desarrollar actitudes críticas ante los conflictos que afectan a la convivencia y los problemas de la sociedad, como es la violencia contra las mujeres.

Es fundamental tener en cuenta esta perspectiva a la hora de desarrollar actividades con toda la infancia y adolescencia con la que trabajamos, así como con la población adulta. Por ejemplo, la importancia de la coeducación en la etapa adolescente es crucial, ya que es durante estos años cuando se desarrolla de una forma sólida la personalidad de nuestros chicos y chicas, y se consolida su desarrollo social y moral. Se vuelve imprescindible educarles en prácticas igualitarias, eliminando comportamientos sexistas, donde no exista un modelo de hombre o de mujer, sino un modelo de persona. Si queremos avanzar hacia un mundo libre de machismo y violencia, es imprescindible mentalizar a chicos y chicas de la importancia de los buenos tratos, pues no debemos olvidar que son la base de la futura sociedad adulta.

Trabajamos por conseguir que todas las personas tengan las mismas oportunidades y que no carguen consigo la discriminación por cuestión de sexo, equilibrando las carencias con las que llegan nuestros usuarios.

En Murialdo apostamos por la igualdad, ¿y tú?

Tags

Celebramos el Día Internacional de la Mujer con Súper Mujeres en Murialdo

Parte de la misión de Murialdo es promover la igualdad de oportunidades entre hombre y mujer en todos y cada uno de los ámbitos de la vida. Y por eso no se nos ocurre mejor fecha que el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para hablaros de Carmen, Miliha y Natalia. Estas tres mujeres forman parte de la asociación de distinta manera. Entre ellas son totalmente diferentes pero, como otras tantas historias, se han cruzado en Murialdo:

Carmen, 26. Madrid.

Carmen es antropóloga. Hace algún tiempo se decidió a buscar un voluntariado como profesora de español y dio con Murialdo. Ahora da clases a mujeres de varias nacionalidades y ¡se nota que le encanta! Carmen está acostumbrada al trabajo con personas de diferentes culturas que, en un primer momento, pueden parecer muy diferentes a la nuestra. Sin embargo, nos cuenta que los planteamientos de sus alumnas no son tan distintos a los que se puedan dar en nuestra sociedad. Aún así, tanto ella como la asociación tratan de adaptarse para que sus alumnas puedan sentirse cómodas en clase.  Para Carmen el avance está en la educación y en dar visibilidad al trabajo de todas las mujeres que, como ella y sus alumnas, buscan valerse por sí mismas y no dejar nunca de aprender. Con profes como ella, ¡seguro que esto va pa’lante!

Miliha, 28. Mali.

Miliha es alumna de Carmen. Lleva cuatro años en España y dos en Murialdo, se nota que no se ha perdido una clase porque ha avanzado un montón con el idioma. Esto ha sido posible porque en la asociación permiten que las alumnas que son madres, como ella, puedan ir a clase con sus hijos. Además de aprender el idioma, Miliha está criando a sus niños hasta que sean un poco más mayores, y ella pueda buscar un trabajo fuera de casa. A Miliha le gustaría que la gente se de cuenta que sacar a sus hijos adelante también es un trabajo. Ella, como otras tantas mujeres, se dedica a sus pequeños 24 horas al día, 7 días a la semana. Puede que no sea un trabajo remunerado, pero ¡vaya si es jornada completa! También nos habló de la vida de sus amigas y conocidas en su país, donde la religión rige mucho más sus vidas que en España. A pesar de ello, Miliha defiende la capacidad de todas las mujeres de elegir el rumbo de sus vidas porque, como ella bien dijo, «la religión es la misma, pero nuestras vidas son diferentes«.

Natalia, 18. Madrid.

Natalia se encarga de los Servicios de Limpieza en las tres sedes de la asociación. Una de las cosas más guays de Murialdo es que, cuando hay una oportunidad de trabajo, tratan de dársela a alguien que ya forme parte de la asociación. Este es el caso de Natalia, que entró en mayo a hacer unas prácticas de Administración y, tan contentos quedaron con ella, que no la han dejado escapar. Natalia nos habló de la facilidad con la que mucha gente obvia que es una mujer la que tiene que encargar de la limpieza, y también, de las veces que han infravalorado su trabajo. Lo que seguramente todas esas personas no saben es que Natalia ha estado durante mucho tiempo estudiando (¡y con sobresalientes!) y trabajando a la vez. Por circunstancias familiares, su colaboración en casa se hizo más necesaria y tuvo que dejar los estudios para poder compaginar sus tres trabajos actuales. Sí, sí, habéis leído bien ¡tres trabajos! Natalia, eres una auténtica crack.

Cada una de estas mujeres, de diferente cultura, edad y circunstancias significan un paso adelante en el avance, no sólo de la mujer, sino de la sociedad en general. Cada una de sus historias refleja la superación de obstáculos impuestos por sus propias condiciones, así que hoy desde Murialdo les rendimos un pequeño homenaje, a ellas y a todas las mujeres del mundo. ¡Sois una pasada, mujeronas!

 

Tags