familia

¿Sabías que existe la adicción a la tecnología?

En la actualidad, el teléfono móvil, las tablets y los ordenadores se han convertido en una parte imprescindible de nuestro día a día. Esto no solo afecta a personas adultas, sino a niños desde muy pequeños a tener el control sobre las tecnologías, y muchas veces sin control del uso o del tiempo que le dedicamos a ellas. Esto puede derivar en problemas que a priori no pueden parecer graves, pero que repercuten negativamente en los comportamientos en la infancia y adolescencia.

Desde la Asociación, somos conscientes de la importancia de identificar y solventar este tipo de problemas, por lo que asistimos a un taller de herramientas para trabajar el uso abusivo de las nuevas tecnologías de los Servicios de Atención Adicionales de las Tecnologías de la Dirección General de la Familia, para poder aprender cómo afectan a los niños y de qué manera se pueden controlar o solucionar.

Una cosa tenemos clara y es que Internet ha cambiado nuestras vidas de manera innegable, llegando a la conclusión de que nos resulta difícil incluso estar un día sin el uso de alguna tecnología. Cuando este comportamiento se lleva al extremo y no podemos estar sin el móvil o la tablet,  hablamos de dependencia. Afecta más a adultos, pero cada vez se producen más casos en niños pequeños: uno de cada cuatro sufren trastornos de conducta o personalidad por causa de las tecnologías. Esto se debe a que casi un 50% de los niños menores de catorce años tienen un teléfono móvil propio, lo que provoca una dependencia mas temprana y crearse una vida paralela al exterior. Y lo grave de esta situación es que la gran mayoría no sabe que tiene dicho trastorno, o  no lo ven algo «tan grave» como para considerarlo como tal.

En el principio y durante la adolescencia, es muy importante el control de las tecnologías y de la conducta del niño/a, ya que en esta etapa el ser aceptado por los compañeros de clase y amigos es lo principal de su vida y es esencial para que se sientan cómodos con ellos mismos. Por ello, las tecnologías suelen usarse  para aparentar entre unos y otros y sentirse especial ante el resto, intentando mostrar en las redes un escaparate de su vida que muchas veces no corresponde con la realidad. Además, es una etapa difícil por que todos tienen el miedo a no encajar y ser rechazado, por lo que muchos jóvenes se encierran en sus tecnologías para sentirse en cierto modo abrigados por ellas y no sentirse solos.

Para intentar prevenir este aumento de dependencia de tecnología en los niños/a, en el taller nos dieron unas pautas para controlarlo de manera indirecta y detectar este uso abusivo de las tecnologías en niños y adolescentes. Se puede apreciar que alguien es dependiente de la tecnología cuando mira el móvil constantemente, se pone nervioso cuando no puede acceder a él, tiene comportamientos agresivos si se lo quitan, le crea ansiedad no tenerlo cerca, deja de lado otras actividades importantes para conectarse a Internet, se aísla socialmente, pierde la noción del tiempo, miente en relación a la red o para poder conectarse, etc.

Ante este tipo de comportamientos, lo ideal es limitar el uso de las nuevas tecnologías, fomentando las relaciones con las personas cara a cara y las actividades sociales como juegos o talleres. Animar a los niños y niñas a tener otras aficiones al aire libre o practicar deporte también es una buena zona de desconectar de móviles y demás dispositivos, o ofreciendo otras actividades alternativas como la lectura o juegos. Todo ello siempre se debe hacer de manera positiva, reforzando la comunicación y el diálogo y enfocando la tecnología de modo educativo.

En casa es muy importante colocar una zona común donde se sitúe el ordenador, para así controlar horarios de todos los miembros de la casa y no dar la opción de tener su propio ordenador en su cuarto. De esta manera también, es más fácil conocer dónde navega el niño/a y ayudarle en las dudas que pueda tener. También se deben limitar los contenidos a los que los menores tienen acceso, y pactar las horas de uso, evitando su uso durante las comidas. Otra medida a tener en cuenta, es controlar el tiempo que pasa el adulto con dichas tecnologías, es decir, no se puede inculcar unas medidas para controlar el uso de las tecnologías para los niños y luego que ellos vean a los mayores que viven pegados al teléfono móvil o el ordenador, ya que es algo antagonista a lo que quieres trasmitir.

Todos somos conscientes que la tecnología es un gran avance de la humanidad y que va a pasos agigantados. En muchos aspectos nos hace la vida más fácil y no se trata de prohibir su uso, sino de aprender a usarla correctamente y hacerlo con el debido control, especialmente con menores.

Tags

¿Por qué los niños se lo pasan tan bien en el PAAE?

Una vez más, los formadores del Proyecto de Acompañamiento y Apoyo Escolar (PAAE) se han reunido para hacer evaluación del año, lo que significa que toca sacar a la luz tanto lo bueno como lo malo para que los pequeños que acuden a este proyecto se beneficien al máximo del mismo. ¡Súper trabajo en equipo! Y es que muchas veces las malas notas no se deben a una falta de actitud, sino a que el niño necesita un poco de ayuda con la gran tarea de hacer los deberes y estudiar un montón de asignaturas diferentes. Y aún así, ¡se lo pasan pipa! ¿Por qué?

Estos niños son seleccionados de acuerdo con el equipo de profesores del tercer ciclo de Educación Primaria y el tutor y se contactan a sus familias para proponerles la participación el proyecto. Como decíamos antes, supone una importante labor conjunta de familia, profesores y educadores del PAAE, pues entre todos se trabaja por ayudar a los niños con sus estudios. El sistema a seguir consiste en ponerse al día en la marcha de las clases, a base de planificar y organizar el trabajo, y adquirir hábitos y técnicas de estudio eficaces. De esta forma, los alumnos se ponen al día en la marcha de las clases y mejoran los aprendizajes básicos, como son Lengua y Matemáticas. ¡Así no hay asignatura que se les resista! Además, se trabajan otros aspectos muy útiles a la hora de estudiar, como son el hábito y gusto por la lectura o la resolución de conflictos de manera constructiva, ya sea con otros compañeros de clase o profesores.

Para los niños, la participación en el Programa de Acompañamiento y Apoyo Escolar son como unas clases extraescolares, en las que no solo se dedican a hacer deberes sino a desarrollarse como personas. Lo disfrutan tanto, ¡que casi todos repiten el año siguiente! Se sienten orgullosos de ver sus progresos, aprobando las asignaturas y formando parte de un grupo social en el que están integrados. Y ese es el motor del PAAE, esas sonrisas y motivación de niños que de otra forma se querían irremediablemente por detrás de los demás. ¡Son unos campeones! ¡El año que viene más y mejor!

Tags

¿¡Sabías que los Reyes Magos visitaron a los peques Murialdo!?

Seguro que todos habéis tenido unas fechas navideñas estupendas y habéis recibido un montón de regalos que os han sacado una sonrisa enorme. ¡Eso es que os habéis portado muy bien! Sin embargo, hay familias que por su difícil situación han tenido que prescindir este año de escribirle la carta a los Reyes y, por lo tanto, de los regalos. Desde Murialdo, no podíamos permitir que eso fuera así, y nuevamente nos hemos puesto en contacto directamente con sus tres Majestades para organizar una visita para nuestros pequeños. ¡Casi no se podían creer que los mismísimos Reyes Magos les trajeran los regalos que ellos no habían podido pedir!

Las caras de nervios reflejaban la magia de uno de los momentos más esperados del año y es que casi 200 personas se congregaron para un evento lleno de lazos, colores, brillos y muchas, muchas, muchas sonrisas. De hecho, algunos de nuestros compañeros de Murialdo tuvieron que echarle una mano a Sus Majestades durante el reparto de los regalos, para agilizar la entrega de los juguetes que tan inquietos tenía a todo el mundo. Y es que gracias a la participación de todos, la mañana del sábado 7 de enero fue increíble, no solo para los más pequeños, sino para todos los que pudimos vivirlo en primera persona.

Pero, ojo, que por si la presencia de los Reyes Magos no fuera suficiente, también contamos con el Komando Motero de Acción Solidaria (KMAS), que nos hizo una exhibición con sus motos y animaron el acto con globos y guirnaldas. Por supuesto, no nos podemos olvidar de las organizaciones que han recogido juguetes y los han donado para la causa, como son el Colegio Calasancio de Madrid, la Oficina de Cooperación Universitaria, Clínica Unidental de Getafe Centro, la Fundación Sociedad Protectora de los Niños y el campus de Getafe de la Universidad Carlos III. Por otro lado, de no haber sido por el Colegio San José de Calasanz y el Ayuntamiento de Getafe, nos habría tocado pasar frío en la calle. ¡Menos mal que nos cedieron un espacio para recibir a todos los asistentes bajo un techo!

¡Un millón de gracias a todos, donantes, colaboradores y voluntarios, por ayudarnos a que este evento pueda celebrarse una vez más y alegrarle el año a nuestros niños! Las próximas Navidades, más y mejor 🙂

Tags