Fundación La Caixa

¡Nuestros amigos de La Caixa nos ayudan a hacer manualidades!

¡Qué bien nos lo pasamos con los voluntarios de La Caixa! Vinieron a ayudarnos en el programa I+I y el Servicio de Prevención, colaborando con las actividades que teníamos preparadas: ¡hicimos unos soportes para el móvil súper chulos! Es genial poder colaborar con la Fundación La Caixa, que hace posible que llevemos a cabo proyectos y actividades que sin ellos sería posible. Además, es emocionante ver cómo los voluntarios y nuestros chicos y chicas disfrutan cada momento juntos.

No existen trucos ni cabriolas, inventos ni tramas, artificios ni malabares, sorpresas ni improvisaciones para poder hacer lo que día a día hacemos en muchos de los proyectos de La asociación Murialdo: formar y educar. La realidad es que existe un grupo profesional y humano excepcional; y que gracias a colaboraciones puntuales, de oficinas locales concretas de La Caixa, como en este caso,  se pueden llevar a cabo todos los mecanismos necesarios  de intervención social que se hacen diariamente con ciertas personas. Dentro del desarrollo personal y social de la mayoría de NNA (niños , niñas y adolescentes) está el crear, inventar y a veces improvisar. Todo tipo de ayuda es necesaria, ya sea económica, humana o de la forma que bien venida sea.

A veces, tratamos de  poner en marcha dinámicas, actividades, artimañas e ilusiones disfrazadas de manualidades que consideramos parte de la formación y por ello importantes para el crecimiento de nuestros NNA. Es aquí donde el potencial humano de algunas personas que no se dedican a esto diariamente, se ve reflejado en colaboraciones, en iniciativas, en muestras de interés, en preocupaciones, en demostración de una empatía sublime. Tristemente , no deja de ser vital la importancia económica y de ahí la necesidad de donaciones y financiaciones privadas que hagan que sea posible realizar estos sueños alcanzables: desarrollar proyectos para el crecimiento y  desarrollo personal de los más pequeños.  Se empieza por motivar desde la afectividad, haciendo una  participación llena de artificios, para concluir con la magia, que gracias a voluntarios  y ayudas como las de La Caixa, es tan necesaria y da tanto efecto.

«Jugar para un niño y una niña es la posibilidad de recortar un trocito de mundo y manipularlo para entenderlo” Francesco Tonucci.

Haz tu propio soporte para el móvil

Para esta manualidad lo que necesitamos es:

  • Rulo de cartón (de papel de cocina o papel higiénico)
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Lápiz
  • Regla
  • Cartulinas de colores
  • Rotuladores
  • 4 Clips
  • 4 Chinchetas

Instrucciones:

  1. Mide unos 14 cm, haz una marca y recorta el tubo de cartón con las tijeras.
  2. Mide el ancho de tu móvil, y recorta una cavidad del mismo ancho en mitad del tubo de cartón donde puedas encajar el móvil y que así sirva de soporte.
  3. Recorta una tira de 14 cm de ancho de cartulina y con largo suficiente para envolver todo el tubo de cartón, dejando una hendidura del tamaño de la cavidad que hemos recortado para poner el móvil.
  4. Decora la tira a tu gusto con los rotuladores o con otras tiras de cartulina de colores.
  5. Pega la cartulina al tubo con pegamento y sujétala durante unos minutos con los clips para asegurarte de que se queda bien pegada. 
  6. Pon cuatro chinchetas en los extremos inferiores a modo de patas para que tu soporte se mantenga erguido. ¡Ya tienes tu nuevo soporte para móvil!

¡Muchas gracias a nuestros amigos de La Caixa por darnos la oportunidad de vivir momentos como este!

Tags