inmigrantes

¡Nuestros chicos del piso de autonomía vuelven con las pilas cargadas!

Comienza Septiembre y después del verano, nuestros chicos del piso de autonomía se vuelven a poner las pilas… ¡y además con cambios!

H: Seguirá su proceso de autonomía y su compromiso con su puesto de trabajo, tal y como ha venido demostrando desde que comenzó a trabajar. Trabaja muchas horas, pero sabe que es muy importante para él y para su independencia conservar dicho puesto de trabajo y al mismo tiempo ser capaz de compaginar sus responsabilidades en el piso de autonomía. Al fin y al cabo, ¡ser autónomo implica una gran responsabilidad!

A: Durante el verano ha encontrado trabajo, y al igual que H, está adaptándose a su nuevo ritmo de vida. Parece que esta oportunidad laboral le ayudará a conseguir su permiso de trabajo, además de ir ahorrando algo de dinero poco a poco para su proyecto de autonomía personal actual y futuro. Además, el haber conseguido un trabajo en España es todo un orgullo para él y para su familia. Tal y como dice muchas veces él:

“Es importante para mi conseguir un trabajo para poder ahorrar y además poder enviar dinero a mi familia en Marruecos”.

N: Por su parte, N retomará su formación en el Virgen de África tras el descanso del verano, donde está cursando un UFIL de mecanizado. También volverá a retomar sus clases de castellano, pues aunque le está costando un poco dominar el idioma no cesa en su empeño y ha empezado a leer libros para mejorarlo. N tiene un alto nivel de compromiso con su formación. Este año comenzará las prácticas y las clases de castellano por las tardes. Sabe que va a estar muy ocupado, pero es algo de lo que tenía ganas ya que en verano, según comenta, “me he aburrido mucho y me apetecía volver a hacer cosas”. No obstante, N sabe que ha sido el único que ha tenido oportunidad este verano de ir a la playa, ya que viajó con un amigo suyo que le ayudó mucho a su llegada a España. Y después del merecido descanso, ¡toca retomar las obligaciones!

M: Este mes de septiembre damos la bienvenida a un nuevo chico a nuestro piso de autonomía, M. Viene de Mali y aunque lleva muy poco tiempo en España, tiene las ideas muy claras: ¡quiere ser jugador de fútbol profesional en España! Aun así, es consciente de que tiene que formarse primero para poder desempeñar un oficio del que vivir, y también mejorar el idioma. Este curso empezará un UFIL de soldadura, y está asistiendo a clases de castellano 3 días por semana. A pesar de que tiene un horario bastante ajetreado, siempre saca tiempo para jugar al fútbol en un equipo local de Lavapiés, esperando una oportunidad  para entrar en un equipo mayor y mejor donde poder crecer como jugador. ¡Y quién sabe si en el futuro podremos decir que hemos tenido en nuestro piso a una futura estrella de su equipo de fútbol, el Real Madrid!

Tags

Conmemoramos el día contra la explotación sexual y la trata de personas.

Según UNICEF casi un tercio de los afectados por la trata son menores de edad. Los datos de un informe realizado por Manos Unidas añade que un 30% de las víctimas son niños y un 70% son mujeres y niñas. En algunas regiones como África subsahariana o América Central, esta proporción es todavía más elevada.

Desde el proyecto de Inserción Social para personas inmigrantes trabajamos duro para eliminar cualquier práctica discriminatoria que atente contra la dignidad de las mujeres, ayudándolas en el aprendizaje del idioma para potenciar así la igualdad de oportunidades. Este tipo de proyectos pretenden facilitar la inserción social de estas personas y ayudarles a salir de situaciones de riesgo y desventaja social, en pos de una sociedad más justa e igualitaria para todos. 

Puedes acceder a más información sobre el proyecto aquí, o si te apetece colaborar en las clases de alfabetización como profe voluntaria no dudes en ponerte en contacto con nosotros enviando un correo a insercion.social@asociacionmurialdo.es . ¡Estaremos encantados de contar contigo! 

Tags

Murialdo habla sobre la inmigración de menores en la revista Vida Nueva

¿Sabías que en España hay más de 4.000 menores extranjeros no acompañados (MENAS)? 4.000 chavales que carecen de la compañía de un adulto que les guíe y les proteja de todo lo que les amenaza a su llegada a nuestro país, como las mafias o vivir en la calle. Abandonan a sus familias en su país de origen con la esperanza de encontrar un futuro mejor y lo apuestan todo por una opción que, desgraciadamente, no es como se la habían vendido. Y es que, para colmo, a estos menores no les interesa decir su edad porque pasarían a unos espacios de acogida de doble filo: tendrían un lugar donde cobijarse pero con unas condiciones terribles. Además, si alcanzan la mayoría de edad en estos centros, automáticamente serían expulsados de vuelta a su país.

Hay casos que ponen los pelos de punta, como el de un chico que acogió Murialdo, que llegó a Madrid con 17 años y viajando en un maletero, y, tras sufrir explotación y deambular por distintas ciudades de España, acabó confesando su edad real. Se le ayudó a regularizar su situación y se le prestó acompañamiento, se formó en climatización y hoy tiene un trabajo fijo, papeles en regla y situación estabilizada. ¡Es increíble lo muchísimo que consiguen estos chavales si se les presta la ayuda que necesitan!

Esto y mucho más nos lo cuentan en la revista Vida Nueva, donde destacan la labor de Murialdo con los MENAS. Os vais a quedar con la boca abierta con las historias de nuestros chavales, así como fotos de otros muchos menores que intentan llegar a España como sea, metidos en el salpicadero o el motor de un coche, o dentro de una maleta… Podéis leer el artículo completo aquí.

Imagen: Guardia Civil – Ministerio del Interior

Tags

¡En las clases de español también hay hueco para desayunos!

¡Menudo pintón tiene el desayuno que organizamos en el proyecto de Inmigración! Lo que en su día empezó como una fiestecilla de cierre del curso de las clases de español, hoy es una actividad que se organiza cada trimestre con el fin de compartir experiencias y costumbres gastronómicas a base de deliciosos platos hechos por las asistentes. Y es que el proyecto de las clases de español tiene más importancia de la que parece a priori porque, ¿te imaginas no ser capaz de entender las notas de tus hijos? ¿O no poder explicarle a tu médico qué te ocurre? ¡La comunicación es una necesidad vital para todos!

Estos inmigrantes son, en muchas ocasiones, analfabetos en su propio idioma, por lo que la aventura de empezar una nueva vida en España se convierte en un reto demasiado grande. Por eso Murialdo trabaja por paliar las necesidades idiomáticas organizando clases de español, para que estas personas, procedentes de Marruecos, Argelia, Ucrania y Mali, puedan desarrollarse social y personalmente. Actualmente se imparte a dos grupos divididos por sexos, ya que por temas religiosos algunas de las mujeres que asisten no pueden mezclarse con hombres. Además, muchas se ven en la necesidad de llevarse a sus bebés a las clases, así que, como os podréis imaginar, son muchas historias duras y diferentes pero todas con el mismo objetivo: mejorar su vida y la de su familia, siendo capaces de comunicarse de forma clara con las personas de su entorno, desde el panadero, hasta la empresa de la luz o el médico.

El éxito es tal que han solicitado que se amplíen las clases. ¡Ojalá pudiéramos hacerlo! Porque Jonathan, Miriam, Carmen, Ernesto y Lola, trabajadores y voluntarios del proyecto, se dejan la piel para que estos inmigrantes aprendan un montón en cada una de sus clases. Y es que ha habido años en los que no hemos podido contar con financiación y por eso la labor voluntaria desempeña un papel fundamental. Además, estos inmigrantes valoran el esfuerzo que hacemos desde la asociación por sacar las clases de español adelante y por eso las aprovechan al máximo, lo que hace que esto se convierta en un súper trabajo en equipo. ¿Cómo no íbamos a organizar estos desayunos? ¡Todos nos lo hemos ganado!

Tags

Murialdo en la Presentación del Mensaje para la Jornada Mundial de las Migraciones

Tener un lugar al que llamar hogar, a tu familia cerca o simplemente contar con alguien que te acompañe en los pequeños acontecimientos de tu día a día parece algo fácil. Sin embargo, muchos más niños y jóvenes de los que pensamos no lo tienen a su alcance. Desde Murialdo trabajamos para que todas las personas que lo necesiten cuenten con ese apoyo, ese empujón que les da el tener a alguien junto a ellos en sus victorias y derrotas cotidianas. Y fue precisamente esto sobre lo que habló el pasado martes Óscar, nuestro presidente, en la Presentación del Mensaje para la Jornada Mundial de las Migraciones.

El equipo de Murialdo con Monseñor Menéndez, obispo de Astorga

El acto, que se celebró en la Universidad Pontificia de Comillas, contó con personalidades tan importantes como Pedro Linares, vicerrector de Investigación e Internacionalización del centro, Mercedes Fernández de IUEM, Jose Luis Pinilla de la Comisión Episcopal de Migraciones y hasta con Monseñor Menéndez, obispo de Astorga. Monseñor demostró con su discurso ser una persona muy implicada con los más necesitados y apuntó la importancia que tienen los menores en las olas migratorias que se están produciendo. Nuestro presidente dedicó su intervención a explicar no sólo qué aportan Murialdo a los jóvenes que ayuda, sino también qué aportan estos chicos y chicas a la asociación. Desde su experiencia personal, nos habló de diferentes casos de jóvenes habían pasado por verdaderos problemas. Pero gracias a la esperanza, estas personas han seguido hacia delante con una sonrisa renovada al encontrar, en personas como Óscar, el apoyo para superar las grandes adversidades de la vida y los pequeños contratiempos del día a día.

También, contamos con la actuación musical de Toño Casado y su guitarra. ¡Todo un artista! Por último, se proyectaron unos videos preciosos que mantuvieron a los asistentes con los ojos como platos. Entre aplausos, nos despedimos con muy buen sabor de boca después de haber pasado dos horas estupendas. Estamos muy agradecidos con la organización y los asistentes por dar lugar a un evento tan genial y dejarnos formar parte de él. ¡Gracias!

Tags