niñas

El equipo de gimnasia rítmica de Murialdo

La gimnasia rítmica es una disciplina que combina elementos de ballet, gimnasia y danza y el uso de diversos aparatos como la cuerda, el aro, la pelota, las mazas y la cinta, por lo que se trabaja en gran medida la coordinación ya que hay que realizar ejercicios corporales al mismo tiempo que ejercicios específicos con los distintos aparatos.

 

 

El hecho de incluir la gimnasia rítmica en los proyectos de nuestra Asociación se hace con la idea de acercar a niñas y jóvenes en dificultad social a un ocio positivo y saludable como alternativa a los problemas de su entorno. Así, gracias a este completo deporte conseguimos que los menores disfruten y trabajen valores como el esfuerzo, el autoconocimiento, el respeto y la superación personal, además de generar relaciones positivas de amistad y cooperación.

 

 

Aparte de estos objetivos sociales y personales, también se incluyen en el programa una serie de objetivos específicos de este deporte que se van cumpliendo según va avanzando el curso:

– Mejorar la flexibilidad y el equilibrio según las condiciones iniciales de cada niña.

– Conocer los diferentes tipos de saltos y giros básicos de gimnasia rítmica .

– Trabajar el sentido del ritmo y la coordinación.

– Trabajar la expresión corporal y la creatividad.

– Aprender a trabajar en equipo.

– Trabajar la creatividad en equipo.

– Conocer a nivel básico el manejo con la cuerda, pelota, cinta, aro y mazas.

– Trabajar pequeñas coreografías con música.

– Aceptar y respetar las condiciones físicas propias y las de los demás.

 

 

La práctica de un deporte en la infancia ayuda a desarrollar las capacidades físicas y psicomotrices, crea un entorno de compañerismo y de ocio saludable y ayuda a mejorar la expresión corporal y el conocimiento del propio cuerpo. Por eso es esencial incluir el ejercicio físico en nuestra vida diaria y fomentar que los más pequeños aprendan a disfrutar de los juegos deportivos y la educación física.

 

 

Después de todo el curso trabajando para aprender gimnasia rítmica en los “dias deportivos” que hacemos en la Asociación, estamos súper orgullosos del desarrollo de las integrantes del equipo, que han aprendido a realizar giros, saltos, lanzamientos y equilibrios, además del manejo de varios aparatos como la pelota, el aro, la cinta y las mazas. Aunque sobre todo, han aprendido a trabajar en equipo con compañerismo, esfuerzo, capacidad de superación y respetando las cualidades de cada una de sus compañeras.

 

 

Gracias a su constancia en un deporte tan completo y complejo como la gimnasia rítmica, se ha notado muchísimo que han tenido una evolución positiva y ahora son capaces de hacer ejercicios asombrosos que nos dejan con la boca abierta. ¡Enhorabuena campeonas!

 

Tags

Apostamos por la coeducación en el Día de la Mujer

Se acerca el día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en el que reivindicamos la posición de las mujeres en la sociedad y todas las desigualdades a las que se enfrentan cada día. Desde asociaciones como Murialdo tenemos el compromiso de fomentar la igualdad de género en los menores y familias a las que recibimos y atendemos cada día. Por ello, tenemos que hablar de coeducación y la importancia de su aplicación en los proyectos que llevamos cabo. ¿Sabéis lo que es?

Los objetivos de la coeducación se centran en corregir los estereotipos sexistas y desarrollar todas las capacidades individuales con independencia del género. La intervención educativa en esta línea supone fomentar valores, actitudes y comportamientos éticos, así como desarrollar actitudes críticas ante los conflictos que afectan a la convivencia y los problemas de la sociedad, como es la violencia contra las mujeres.

Es fundamental tener en cuenta esta perspectiva a la hora de desarrollar actividades con toda la infancia y adolescencia con la que trabajamos, así como con la población adulta. Por ejemplo, la importancia de la coeducación en la etapa adolescente es crucial, ya que es durante estos años cuando se desarrolla de una forma sólida la personalidad de nuestros chicos y chicas, y se consolida su desarrollo social y moral. Se vuelve imprescindible educarles en prácticas igualitarias, eliminando comportamientos sexistas, donde no exista un modelo de hombre o de mujer, sino un modelo de persona. Si queremos avanzar hacia un mundo libre de machismo y violencia, es imprescindible mentalizar a chicos y chicas de la importancia de los buenos tratos, pues no debemos olvidar que son la base de la futura sociedad adulta.

Trabajamos por conseguir que todas las personas tengan las mismas oportunidades y que no carguen consigo la discriminación por cuestión de sexo, equilibrando las carencias con las que llegan nuestros usuarios.

En Murialdo apostamos por la igualdad, ¿y tú?

Tags