Planetario

¡Hasta el infinito y más allá!

El universo es fascinante: los planetas tan diferentes entre sí, las estrellas que nos envían su luz a millones de años luz de distancia, esos pequeños meteoritos que se convierten en deseos al cruzar la atmósfera… Levantar la vista al cielo es importante para conocer la inmensidad que nos rodea y descubrir que no todo se reduce a nuestro planeta, sino que nuestra existencia tal y como la conocemos tiene mucho que ver con el universo.

Por eso, para que nuestros chicos y chicas aprendieran un poquito más sobre los cuerpos celestes, organizamos una excursión al Planetario, donde visitamos las exposiciones y vimos la proyección del «Cielo de Cloe». Fue una excursión muy interesante, donde los objetos que se mostraban en la exposición despertaron la curiosidad de todos. Además, hicimos un repaso de los diferentes cuerpos que se pueden encontrar en el firmamento:

Galaxia: Una galaxia es un enorme conjunto de estrellas, polvo, planetas, materia oscura, energía y gas unidos en una estructura más o menos definida gracias a la gravedad. Hay cientos de billones de galaxias en el Universo, y nosotros estamos en la galaxia espiral llamada Vía Láctea.

Sistema Solar: El Sistema Solar está formado por el Sol y todo lo que orbita a su alrededor: los 8 planetas y sus correspondientes lunas, y numerosos asteroides y cometas. Está dentro de la Galaxia Vía Láctea y es donde nosotros vivimos.

Estrellas: Las estrellas son esos puntitos brillantes que vemos en el cielo, sobre todo cuando nos alejamos un poco de la ciudad. Las estrellas, aunque las veamos como pequeños puntitos de luz, son enormes esferas de gas muy caliente que producen su propia luz y energía mediante la fusión nuclear. Nuestra estrella es el Sol. Una curiosidad  es que las estrellas a veces están tan lejos que, aunque se hayan apagado, su luz sigue llegando a la Tierra y nosotros seguimos viéndolas en el cielo aunque ya no estén. Lo mismo pasa con estrellas que acaban de aparecer, ya existen pero aún no podemos verlas porque su luz no ha llegado hasta nuestro planeta.

Constelaciones: Desde la Tierra, podemos unir las estrellas como en un dibujo de puntos formando constelaciones. Estas constelaciones son grupos convencionales de estrellas que se mantienen más o menos invariables y que las civilizaciones antiguas decidieron unir mediante trazos imaginarios para crear siluetas virtuales sobre el cielo. Una de las constelaciones más famosas es la Osa Mayor, que tiene forma de carro y es visible durante todo el año en el hemisferio norte.

Planeta: Un planeta es un cuerpo celeste sin luz propia que gira formando una órbita alrededor de una estrella. Dentro del Sistema Solar, hay 8 planetas que giran alrededor del Sol: Mercurio, Venus, Tierra (donde nosotros vivimos), Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Satélite: Es un cuerpo celeste sin luz propia que orbita alrededor de un planeta. La Tierra tiene un satélite que es la Luna.

Meteorito: Los meteoritos son meteroides o pequeñas partículas que entran en contacto con la atmósfera de un planeta como la Tierra y entonces se calientan y empiezan a irradiar luz, formando una bola de fuego o meteoro. Los meteoros son lo que normalmente conocemos como estrellas fugaces, pues cruzan el cielo como una bola de luz.

Cometa: Un cometa es un cuerpo celeste compuesto de hielo, polvo y roca que orbita alrededor del Sol en diferentes trayectorias. Forman parte del Sistema Solar junto con asteroides, planetas y satélites.

Estos son algunos de los conceptos que aprendimos en el Planetario y que nos ayudaron a comprender dónde se encuentra la Tierra y por qué ocurren fenómenos como el día y la noche. Esto se debe a que la Tierra hace un movimiento de rotación que dura 24 horas y que es el que da lugar al día y la noche. Además, también hace un movimiento de traslación en el que nuestro planeta gira alrededor del Sol en una órbita elíptica que dura algo más de 365 días, razón por la cual existen los años bisiestos de 366 días cada 4 años.

Lo mejor es que esto sólo es un poquito de todo lo que se puede aprender sobre el universo y los cuerpos celestes, un ámbito sin duda muy interesante y que ha despertado el interés de las personas desde civilizaciones como los griegos o los romanos. Así que os animamos a alejaros un poco de las intensas luces de la ciudad de vez en cuando y levantar la vista al firmamento en busca de estrellas fugaces y constelaciones. ¡Es increíble!

Tags