Proyecto Acompañamiento y Apoyo Escolar

¡Conoce las 10 técnicas de estudio del PAAEs!

El tema del fracaso escolar es algo preocupante, ya que muchos de los problemas de aprendizaje de los niños se suele deber a que no tienen unos hábitos de estudio correctos. Por ello, es importante trabajar diversas técnicas de estudio que permitan optimizar las horas que los estudiantes pasan sentados en una silla. ¡Y eso es justo lo que hacemos en el Proyecto de Acompañamiento y Apoyo Escolar! Que nuestros chicos aprendan a aprender.

Cada tarde, trabajamos distintas técnicas de estudio para ser más eficientes. Saber estudiar implica que sabemos pensar, razonar, observar, concentrarse, organizarse, ser capaz de analizar. Podremos aprender a ser eficientes.

Las técnicas de estudio más útiles son:

1. Lectura

Todo texto, para poder ser asimilado, es necesario leerlo previamente. Para ello se propone dos tipos de lectura, la lectura exploratoria (primer vistazo rápido) y la lectura comprensiva (internalizar el texto leído, comprendiendo cada párrafo).

2. Subrayar

Generalmente la técnica del subrayado se aprende paso a paso. Lo ideal es que, al realizar el paso anterior se elabore mentalmente sobre la idea principal y se responda a esta pregunta: ¿Qué nos quiso decir el texto?

3. Realizar apuntes

Este paso consta de realizar una elaboración propia de lo subrayado en el paso anterior. Es importante (y de mucha utilidad) elaborar el texto con palabras propias y no copiando literalmente lo que el texto dice. De este modo podremos darnos cuenta hasta dónde es asimilado el texto. Por otra parte es importante respetar términos particulares que no pueden ser reemplazados.

4. Elabora mapas mentales

Los mapas mentales son de mucha ayuda particularmente para las personas que tienen memoria visual. Sin embargo, y aunque no tengas un tipo de memoria visual, suele de ser mucha utilidad puesto que asocia, mediante redes de comunicación, palabras claves a través de flechas.

5. Ficha de estudio

Este método consiste en realizar una “ficha técnica” de la materia a estudiar, incluyendo datos concretos y relevantes. Sirve cuando es necesaria la incorporación de fechas o números y se emplea mucho en asignaturas como historia, química, matemáticas, geografía e idiomas.

6. Realizar ejercicios sobre el tema a estudiar

¿Qué mejor forma de aprender que practicando? Asignaturas como matemáticas requieren de practicar con muchos ejercicios, lo que nos permite repasar fórmulas y detectar en qué paso fallamos. Para los educadores del PAAEs, esta técnica de estudio es considerada una de las mejores formas de asimilación de conocimiento.

7. Test

Los test sirven para confirmar cuánto contenido ha sido asimilado y cuál es preciso repasar un poco más en detalle. Además, nos sirve de simulacro de examen y nos da la oportunidad de volver a estudiar aquello que hemos comprobado que no nos sabíamos tan bien…

8. Brainstorming

Este concepto, que se ha tomado del ámbito de la publicidad y se refiere a generar una “lluvia de ideas”. Consiste en tratar un tema concreto entre varias personas, de forma que cada una aporte algo a la conversación. De esta forma, se aprende escuchando a los demás.

9. Utilizar reglas mnemotécnicas

Las reglas mnemotécnicas se emplean asociando un término de difícil asimilación a otro que ya conocido, anclando así una idea nueva a una ya existente. Una de las regla mnemotécnica más usada es la realización de dibujos para generar asociaciones mentales pictográficas, o la formación de nuevas palabras con las iniciales de varios conceptos.

10. Técnicas de relajación para el aprendizaje

Aunque esta no sea una técnica de estudio, sí es necesario  ponerla en práctica tanto dentro como fuera del aula, pues consideramos que en gran medida un niño no logra asimilar los contenidos enseñados por diversos motivos ajenos a sus propias capacidades. Esto le produce un estrés que aumentará día tras día hasta la resolución del conflicto. Por eso, muchas veces el problema no se encuentra en la asimilación de los contenidos sino más bien en la serenidad del niño para relatar o redactar los contenidos incorporados.

Por supuesto, estas técnicas de estudio se aplican en función de la asignatura que se estudie, eligiendo la que se considere más oportuna para el aprendizaje. Además, a parte de todas estas técnicas, podemos hablar del trabajo que tiene el educador en motivar el grupo, hacerles entretenidas  las tareas escolares  y que se interesen por las materias trabajadas diariamente. ¡Como mejor se aprende es con una actitud postiva!

Tags