proyecto alfabetización

Aprendiendo un español de película.

Cuando se aprende un idioma, una de las actividades que más ayudan a mejorar el oído y la comprensión del idioma es el visionado de películas. Gracias al cine aprendemos expresiones coloquiales y mejoramos la pronunciación y la expresión, pues sin darnos cuenta vamos asociando las diferentes palabras escritas a su pronunciación y entonación. Pero sin duda, lo mejor del cine en otro idioma es que es una actividad muy amena que nos ayuda a aprender mientras nos lo pasamos bien, y aunque requiere más concentración, mejoras tus habilidades lingüísticas casi sin hacer esfuerzo, pues es una forma desenfadada y divertida de aprender una nueva lengua.

Teniendo todo esto en cuenta, decidimos que la proyección cinematográfica es un buen ejercicio para poner en práctica con nuestras alumnas de afabetización y clases de español, por lo que organizamos un cineforum. Además, aparte de mejorar el idioma, siempre tratamos de proyectar películas que fomenten ciertos valores que intentamos trabajar con ellas como el feminismo o la igualdad de oportunidades.

Una de las películas elegidas fue “La fuente de las mujeres”. El argumento trata sobre un pequeño pueblo en el que la tradición indica que las mujeres deben ir a buscar agua a la cima de una montaña bajo el calor del sol. Un día deciden ponerse en “huelga de amor”, privando a los hombres de sexo para conseguir que colaboren en el transporte del agua hasta la aldea, pues es el único poder que tienen sobre ellos. Es una historia cruda, en la que las mujeres tienen que luchar para ser escuchadas y que las tengan en cuenta, pero a la vez está llena de esperanza.

Una vez finalizada la película, se abre una conversación sobre los distintos temas de los que trata la película, por ejemplo, el feminismo, la pobreza o la maternidad. Este momento es muy enriquecedor para todos, pues se comparten diferentes puntos de vista, opiniones, percepciones de la película, las emociones que nos ha transmitido, etc. Además, así practicamos la expresión oral en torno al vocabulario y expresiones del largometraje que hemos visto, asentando un poco más el idioma.

Para el grupo de nivel inicial, vimos la película “Un día frío”, que relata la historia del incendio que se produjo en un colegio de un pueblo remoto de Irán. El incendio provoca graves daños en las instalaciones, pero los profesores no piensan rendirse y perseveran en seguir dando clases a sus alumnos. En este grupo, vamos parando la película continuamente para comprobar que nuestras alumnas la entienden y siguen bien el argumento del largometraje.

Como conclusión, el cine resulta muy educativo, tanto a nivel personal como lingüístico, ayudando a reflexionar a nuestras alumnas sobre varios aspectos y valores como la igualdad. Es una actividad muy amena e interesante que nos ayuda a practicar un idioma sin que percibamos que lo estamos trabajando, sino que es una manera de divertirnos a la vez que aprendemos nuevas palabras y expresiones. Además, hace que nuestras alumnas comprueben lo que han mejorado, pues se dan cuenta de que entienden muy bien los diálogos y de que pueden seguir la película sin problema. El grupo con un nivel inicial no tiene una comprensión auditiva tan desarrollada todavía, por lo que les cuesta un poco más no perderse, pero aún así les gusta practicar y les ayuda a ir mejorando sus habilidades de comprensión poco a poco. En definitiva, pasamos una muy buena mañana disfrutando de las películas a la vez que practicábamos el español.

Tags

Conmemoramos el día contra la explotación sexual y la trata de personas.

Según UNICEF casi un tercio de los afectados por la trata son menores de edad. Los datos de un informe realizado por Manos Unidas añade que un 30% de las víctimas son niños y un 70% son mujeres y niñas. En algunas regiones como África subsahariana o América Central, esta proporción es todavía más elevada.

Desde el proyecto de Inserción Social para personas inmigrantes trabajamos duro para eliminar cualquier práctica discriminatoria que atente contra la dignidad de las mujeres, ayudándolas en el aprendizaje del idioma para potenciar así la igualdad de oportunidades. Este tipo de proyectos pretenden facilitar la inserción social de estas personas y ayudarles a salir de situaciones de riesgo y desventaja social, en pos de una sociedad más justa e igualitaria para todos. 

Puedes acceder a más información sobre el proyecto aquí, o si te apetece colaborar en las clases de alfabetización como profe voluntaria no dudes en ponerte en contacto con nosotros enviando un correo a insercion.social@asociacionmurialdo.es . ¡Estaremos encantados de contar contigo! 

Tags

Los beneficios de los desayunos interculturales del proyecto de Alfabetización

¡Bien son conocidos nuestros desayunos interculturales del proyecto de alfabetización y clases de español por el éxito en la asistencia y los manjares tan ricos que probamos! Y es que vivimos en la era de la globalización, donde conviven en un mismo ámbito varias culturas y se descubre que las necesidades de los demás no difieren en mucho de las nuestras. Por eso, buscamos que los usuarios de este proyecto compartan sus raíces a través de la comida en un desayuno, ¡que hace la boca agua a cualquiera!

Esta actividad facilita extraordinariamente la interculturalidad a través de la comunicación entre nuestras alumnas, ya sean de la misma cultura o de otra; las distancias se acortan, y las dificultades para llegar a los demás también. Todos descubrimos nuevas recetas y tradiciones de otros países a la vez que compartimos las nuestras propias, y nos lo pasamos en grande aprendiendo de los demás. De hecho, estos desayunos no dejan de ser un aprendizaje de una segunda lengua desde una perspectiva intercultural.

Nos ponemos nostálgicos si echamos la vista atrás y recordamos los primeros desayunos interculturales  que se organizaban sobre una mesa de pin pon en una pequeña sala de juegos… Son ya muchos los años que se viene haciendo esta actividad, hasta tal punto de haberse convertido en tradición y parte de las clases de español y alfabetización. Son las alumnas las que demandan  este espacio y este momento tan acogedor es su forma de agradecer el tiempo que se las dedica con tanto entusiasmo. Porque son muchos los que disfrutan implicándose con ellas y dedican tiempo y esfuerzo en ayudar, enseñar, orientar y acompañar a esta población. A estas personas hay que agradecerlas siempre su trabajo. ¡Qué mejor que con un té!

Tags