Servicio Prevención

¡Nuestros amigos de La Caixa nos ayudan a hacer manualidades!

¡Qué bien nos lo pasamos con los voluntarios de La Caixa! Vinieron a ayudarnos en el programa I+I y el Servicio de Prevención, colaborando con las actividades que teníamos preparadas: ¡hicimos unos soportes para el móvil súper chulos! Es genial poder colaborar con la Fundación La Caixa, que hace posible que llevemos a cabo proyectos y actividades que sin ellos sería posible. Además, es emocionante ver cómo los voluntarios y nuestros chicos y chicas disfrutan cada momento juntos.

No existen trucos ni cabriolas, inventos ni tramas, artificios ni malabares, sorpresas ni improvisaciones para poder hacer lo que día a día hacemos en muchos de los proyectos de La asociación Murialdo: formar y educar. La realidad es que existe un grupo profesional y humano excepcional; y que gracias a colaboraciones puntuales, de oficinas locales concretas de La Caixa, como en este caso,  se pueden llevar a cabo todos los mecanismos necesarios  de intervención social que se hacen diariamente con ciertas personas. Dentro del desarrollo personal y social de la mayoría de NNA (niños , niñas y adolescentes) está el crear, inventar y a veces improvisar. Todo tipo de ayuda es necesaria, ya sea económica, humana o de la forma que bien venida sea.

A veces, tratamos de  poner en marcha dinámicas, actividades, artimañas e ilusiones disfrazadas de manualidades que consideramos parte de la formación y por ello importantes para el crecimiento de nuestros NNA. Es aquí donde el potencial humano de algunas personas que no se dedican a esto diariamente, se ve reflejado en colaboraciones, en iniciativas, en muestras de interés, en preocupaciones, en demostración de una empatía sublime. Tristemente , no deja de ser vital la importancia económica y de ahí la necesidad de donaciones y financiaciones privadas que hagan que sea posible realizar estos sueños alcanzables: desarrollar proyectos para el crecimiento y  desarrollo personal de los más pequeños.  Se empieza por motivar desde la afectividad, haciendo una  participación llena de artificios, para concluir con la magia, que gracias a voluntarios  y ayudas como las de La Caixa, es tan necesaria y da tanto efecto.

«Jugar para un niño y una niña es la posibilidad de recortar un trocito de mundo y manipularlo para entenderlo” Francesco Tonucci.

Haz tu propio soporte para el móvil

Para esta manualidad lo que necesitamos es:

  • Rulo de cartón (de papel de cocina o papel higiénico)
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Lápiz
  • Regla
  • Cartulinas de colores
  • Rotuladores
  • 4 Clips
  • 4 Chinchetas

Instrucciones:

  1. Mide unos 14 cm, haz una marca y recorta el tubo de cartón con las tijeras.
  2. Mide el ancho de tu móvil, y recorta una cavidad del mismo ancho en mitad del tubo de cartón donde puedas encajar el móvil y que así sirva de soporte.
  3. Recorta una tira de 14 cm de ancho de cartulina y con largo suficiente para envolver todo el tubo de cartón, dejando una hendidura del tamaño de la cavidad que hemos recortado para poner el móvil.
  4. Decora la tira a tu gusto con los rotuladores o con otras tiras de cartulina de colores.
  5. Pega la cartulina al tubo con pegamento y sujétala durante unos minutos con los clips para asegurarte de que se queda bien pegada. 
  6. Pon cuatro chinchetas en los extremos inferiores a modo de patas para que tu soporte se mantenga erguido. ¡Ya tienes tu nuevo soporte para móvil!

¡Muchas gracias a nuestros amigos de La Caixa por darnos la oportunidad de vivir momentos como este!

Tags

¡Nos vamos a plantar árboles a la sierra!

En la Asociación Murialdo conocemos la necesidad cuidar el medioambiente, y creemos que es muy importante incluir en la formación de nuestros chicos y chicas la educación medioambiental. Por eso nos encantó que la Asociación Reforesta nos invitara a la Sierra de Madrid a realizar una divertida actividad medioambiental: ¡estuvimos plantando árboles!

En la Sierra de Guadarrama hay una zona que ha quedado medio desértica debido a la acción humana, cambiando totalmente su apariencia. Sin embargo, es un territorio que ha sido declarado Parque Nacional, por lo que debemos mejorar y preservar su ecosistema. A través de la repoblación de árboles, se pretende regenerar la vegetación autóctona que se ha perdido a lo largo de los años, y aumentar la diversidad de especies de árboles plantadas (enebros, robles, madroños, encinas, escaramujos…), para que fortalezcan el bosque y den refugio y alimento a la fauna que habita en la sierra.

Y esa es la zona donde nosotros aportamos nuestro granito de arena para la repoblación, además de realizar una actividad educativa, lúdica y medioambiental de manera totalmente gratuita. Este tipo de experiencias son además muy beneficiosas para los chicos y chicas del Servicio de Prevención, pues rompen con la rutina habitual y nos ayudan a trabajar con ellos otros valores y fomentar el desarrollo de otro tipo de habilidades:

Desarrollo de la seguridad y la autonomía.

En los entornos naturales los niños normalmente tienen una mayor independencia que en la ciudad, les ofrece estímulos con los que los niños pueden interactuar en un espacio abierto, dándoles sensación de libertad pues tienen la capacidad de moverse más libremente. Esta autonomía suele despertar mayor interés y curiosidad por lo que nos rodea, permitiendo que cada niña o niño siga su propio ritmo y mejorando la autoestima y la capacidad de adaptación.

Desarrollo de la psicomotricidad.

En el campo normalmente es más difícil moverse, pues encontramos más obstáculos en el camino. Además, los niños normalmente se sienten atraídos por estímulos como trepar a un árbol, saltar un río, subirse a una piedra… Este tipo de actividades estimula el desarrollo de habilidades psicomotrices, pues los niños trabajan cualidades como el equilibrio, la coordinación o la fuerza.

Aprendizaje cognitivo y emocional.

Tocar, ver, oír, oler… El hecho de interactuar directamente con el medio permite que el aprendizaje sea más concreto, por ejemplo, no hablamos de norte o sur en modo abstracto, sino vemos que podemos reconocer el lado norte de un árbol porque tiene musgo. Así, el contacto con la naturaleza favorece el desarrollo intelectual pues los estímulos y sensaciones que recibe el niño a la hora de aprender hacen que lo que aprenden vinculado a esas experiencias se grabe más fácilmente en su memoria. Además, estas experiencias y estímulos también despiertan una serie de emociones en los niños, que aprenden valores como la tolerancia, la frustración, la empatía o la responsabilidad, desarrollando una relación de respeto y beneficio mutuo. La serenidad y la calma necesarias para la observación de la naturaleza disminuyen el estrés y el nerviosismo que pueden afectar a los niños y niñas que viven en la ciudad. Así, el contacto con la naturaleza ayuda a desarrollar habilidades de aprendizaje y una serie de competencias que les serán muy útiles en el futuro.

Vida saludable.

El contacto con un entorno natural combate uno de los problemas de la sociedad actual, el sedentarismo, animando a los niños a explorar y moverse por el espacio. Así, los niños que se relacionan con la naturaleza tienen menos posibilidades de sufrir obesidad, déficit de atención o desórdenes del sueño. Además, el entorno natural favorece la producción de endorfinas, lo cual mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de padecer trastornos como depresión, ansiedad o estrés.

Inclusión social.

En los últimos tiempos, la posibilidad de ir al bosque o la montaña se ha convertido en otro signo de desigualdad social. No todas las familias tienen la posibilidad de ir habitualmente a pasar el día a la naturaleza, por lo que es importante trabajar para que todo el mundo pueda disfrutar responsablemente de la naturaleza. Por otro lado, los entornos naturales normalmente son escenarios igualitarios donde es más difícil encontrar condiciones que discrimine a algunos niños o niñas. Además, estos escenarios suelen propiciar la creación de relaciones de colaboración, de trabajo en equipo, disminuyendo la agresividad.

Estas son sólo algunas de las habilidades que se pueden trabajar en un entorno natural, por lo que no hay que olvidar la importancia de que los niños y niñas de hoy en día mantengan una estrecha relación con la naturaleza aunque vivan en la ciudad. Y además de todo esto, estuvimos ayudando a repoblar una zona con árboles, por lo que fue un día muy beneficioso tanto para la naturaleza como para nuestros chicos y chicas. Por eso, agradecemos de corazón a la Asociación Reforesta por brindarnos la oportunidad de vivir una experiencia tan divertida y educativa. ¡Esperamos poder repetir pronto!

Tags

Aprendiendo sobre las ciencias con la Factoría Azul

¡Hay que ver qué suerte tienen nuestros chicos del Servicio de Prevención e Inserción Social! El grupo que conforma el proyecto de San Blas organizó una súper actividad a la que nos habría encantado ir todos: ¡aprender sobre ciencias con la Factoría Azul! Y es que la Factoría Azul es una asociación con el objetivo de acercar la ciencia a todos y despertar nuevas vocaciones científicas. ¡Y vaya si lo hicieron entre nuestros chavales!

Porque qué mejor forma para aprender conceptos científicos que a base de experimentos realizados allí mismo, ¡en vivo y en directo! La expectación entre el público era máxima e incluso participaron en los experimentos con luz, presión, sonido, etc, para descubrir lo fantásticas que son la física y la química, y toooodo lo que pueden llegar a explicar. Al finalizar la actividad, muchos de nuestros chicos ya estaban preguntando al equipo de la Factoría Azul sus dudas para e inquietudes para comenzar carrera en el sector. ¡Muchas gracias por abrir las puertas de la ciencia a Asociación Murialdo!

Proyecto financiado por Fundación La Caixa

Tags

Tras la visita de San Blas, ¡ahora es el turno del Servicio de Prevención de Getafe!

Nos gustó tanto la visita a la sede de San Blas que cuando nos invitaron a pasar la tarde en el centro de Getafe ni nos lo pensamos. Así que el viernes, para acabar la semana con buen sabor de boca, nos plantamos allí a las 17:15 a la espera de que llegasen parte de los 53 niños que cada tarde reciben en Murialdo ayuda con sus estudios y, sobre todo, mucha diversión.

Allí, nos recibió Adela, educadora del centro, que nos explicó la importantísima tarea que allí se lleva a cabo. Con ella entendimos que, de no ser por la labor que Murialdo lleva a cabo con sus niños y niñas, para muchos de ellos el fracaso escolar sería casi inmediato. Los educadores, que tarde tras tarde trabajan con los chavales, se han convertido para ellos en verdaderos referentes que los guían, apoyan y enseñan de la mejor forma que saben, consiguiendo que los pequeños adoren a sus “profes”. Y no nos extrañó para nada, porque son encantadores (aunque ¡ojo! que también echan broncas). Pero el cariño que los enanos sienten por sus educadores, es totalmente recíproco, los “profes” no pierden ni un momento la sonrisa de la cara, mientras ofrecen a cada niño ayuda individual con sus deberes u organizan actividades para todo el grupo ¡da gusto con ellos!

Sin lugar a dudas, lo más bonito de nuestra visita fue que, cuando preguntamos a Adela cuál había sido la experiencia más reconfortante que había vivido en Murialdo, no supo quedarse sólo con una, y nos contestó que lo que más le gusta es saber que la tarea que desarrollan es necesaria, ¡y no podemos estar más de acuerdo!

Proyecto financiado por Fundación La Caixa

Tags

¡Qué cortas se hacen las tardes en nuestra sede de San Blas!

¿Puede haber algo mejor para un niño que acabar el día con una buena sesión de juegos? ¡Está claro que no! Pero ¡ojo! que el que algo quiere, algo le cuesta y en nuestro centro de San Blas, los chicos y chicas tienen que hacer primero los deberes para ganarse un rato de diversión. Y fue justo así como nos los encontramos en nuestra última visita a la sede donde se organiza el Servicio de Prevención e Inserción social en Madrid, súper concentrados, buceando en libros y apuntes.

Allí, chicos y chicas de entre 6 y 17 años encuentran apoyo escolar al salir del cole, talleres para desarrollar su imaginación y diferentes dinámicas para aprender jugando, todo en la compañía de educadores y voluntarios que dedican sus tardes a acompañar a los chavales. En nuestra visita, conocimos a algunos de los más peques que estudiaban duro para ser cantantes, policías o modelos. ¡No nos cabe la menor duda de que lo van a conseguir! También nos preparamos para echar un partido de fútbol con los más deportistas pero, muy a su pesar, se nos echó el tiempo encima y tuvimos que aparcar el balón, pero no la diversión. Las chicas más mayores, grandes profes en potencia, tomaron el mando y prepararon unos juegos chulísimos al resto. ¡Estos niños y niñas tienen energía para rato!

Sin darnos cuenta, dieron las 8 de la tarde y, con ellas, se acababa la jornada. Tocaba recoger abrigos y mochilas y a casa, hasta el día siguiente. No sabemos quien tenía menos ganas de marcharse, si los pequeños o nosotros, que nos lo pasamos pirata. Y no es para menos, el equipo de educadores y voluntarios convierten las tardes de 47 niños en un verdadero recreo (siempre y cuando no tengan examen al día siguiente, claro). ¡Estamos deseando volver!

Proyecto financiado por Fundación La Caixa

Tags

¡Menudo arte tienen nuestros chicos patinando sobre hielo!

A pesar del frío que hace, el invierno tiene muchas cosas chulas que nos encantan: dormir tapados con el edredón nórdico, las Navidades y los regalitos, y actividades exclusivas de estos meses, ¡como patinar sobre hielo! Y es que nuestros chicos de Pangea y del Servicio de Prevención no dudaron ni un segundo en ponerse los patines y lanzarse a la pista helada instalada en Getafe. ¡Se lo pasaron TAN bien!

No hay más que ver en las fotos las sonrisas de todos, porque hasta los más tímidos nos demostraron el arte que tienen patinando. Además, no había excusas para escaquearse, porque si alguno iba escaso de equilibrio podía apoyarse en un andador especial para el hielo. Por supuesto, las caídas también tuvieron cabida en la jornada, pero afortunadamente todas fueron pequeños resbalones que provocaron muchas risas. ¡Nada grave!

El desarrollo de la actividad fue de sobresaliente, porque tuvimos patines de todas las tallas para nuestros niños y chavales, suficiente espacio en la pista para patinar a nuestras anchas y conos para que los más experimentados los esquivaran casi sin esfuerzo. ¡Así cómo no nos va a gustar el invierno!

Tags

¡Mario recibe un merecido reconocimiento por la Comunidad de Madrid por sus años como voluntario!

Lo que Mario comenzó como un acto altruista con 17 años, hoy ha recibido un merecidísimo reconocimiento por sus cinco años de duro trabajo como voluntario en el Servicio de Prevención de Asociación Murialdo. ¡Los aplausos que se llevó en la entrega del premio se los tiene más que ganados! Y es que este evento era de mucho nivel, pues estuvieron presentes varias autoridades de la Comunidad de Madrid en materia de voluntariado, además de la fantástica Anne Igartiburu, quien es desde hace cinco años embajadora del voluntariado en Madrid.

murialdo-premios-voluntarios-4
Mario durante su discurso, tras la entrega de la placa de reconocimiento por su labor de voluntario

Momento antes del comienzo del acto, hablamos con Mario, quien nos contó cómo encontró su vocación gracias a su trabajo en Murialdo: ser profesor y trabajar con niños. A día de hoy está a punto de terminar sus estudios universitarios, con mucho planes por delante, como quizás una estancia en el extranjero para aprender idiomas. ¡Cómo te vamos a echar de menos! Pero sin duda es maravilloso contar con gente como él, joven, comprometida y motivada por ayudar a los demás. Porque Mario eligió a los niños, pero las áreas de colaboración como voluntario son muchísimas, y en Murialdo tenemos tantas como proyectos.

Mario estuvo arropado en este gran día por su familia, el presidente de Murialdo, Óscar Olmos, y algunos de sus compañeros en el proyecto en el que trabaja. Fue un momento muy emocionante para todos, que sirve de inspiración para los demás, para que no dudemos en dar un poquito de nuestro tiempo a aquellos que lo necesitan. ¡Gracias, Mario, y enhorabuena!

murialdo-premios-voluntarios-2
Momentos previos al comienzo del evento
El equipo de Murialdo y la familia de Mario
El equipo de Murialdo y la familia de Mario
Tags