taller

Descubriendo la adolescencia en el taller de Inteligencia Emocional

¡Ains, qué dura es la adolescencia! Es una etapa de inmadurez de la parte racional de nuestro cerebro, el neocortex, por lo que el proceso de toma de decisiones y la identificación de emociones puede suponer un mundo para los adolescentes. Se enfrentan continuamente a situaciones de frustración, falta de empatía, enfado y tristeza, así como la falta de atención, y el sentimiento de incomprensión les acompaña durante “la edad del pavo“. Si lo pensamos fríamente, desde la mente de un adulto, ¡son unos años realmente duros! Por eso hemos organizado un taller de inteligencia emocional para que los adolescentes de Murialdo aprendan a expresar sus emociones, controlarlas y cambiarlas, si es necesario, para que tengan unas relaciones sanas con ellos mismos y con los demás.

El objetivo de este taller es la identificación de 5 emociones básicas, enfado, miedo, tristeza, alegría y calma, para aprender a distinguirlas e identificar las situaciones en las que pueden darse. Para ello, echamos mano del cuento “El Enfado y la Tristeza”, de Jorge Bucai, ya que este tipo de relatos son escuchados directamente por el hemisferio derecho del cerebro, donde se encuentra la atención y la creatividad.  ¡Nada de teoría aburrida! Después, nos centramos en trabajar cada una de esas emociones con globos muy expresivos y situaciones en las que puede darse cada una. ¡Fue de lo más interesante! Disfrutaron mucho de esta actividad ya que fue divertida, interactiva, ¡y de mucha utilidad!

Y es que no hay que olvidar que detrás de la coctelera de hormonas que son los adolescentes hay muchos factores que les definirán como persona en el futuro, por eso es importante prestar atención a sus reacciones y comportamientos para ayudarles en este camino a la madurez, en todos los aspectos.

Tags

Destapando la creatividad con los talleres de expresión artística

¡Nuestros chicos del centro de día Comunidad Arcadia disfrutan de lo lindo en los talleres de expresión artística! Porque les llena de motivación y confianza en sí mismos, y fabrican cosas tan chulas como un espejo o un reloj. Y es que todos tenemos talento y capacidad para desarrollar nuestra creatividad, ya sea mediante la generación de nuevas ideas o conceptos o dotando de un nuevo uso y valor a objetos que tenemos a mano.

arcadia-taller-reloj

En el último taller, se pusieron manos a la obra y dieron rienda suelta a su creatividad en la creación de un cuadro, tan sólo empleando elementos tan cotidianos como los canutillos de papel higiénico, un poco de cartón y pintura negra. El resultado fue un cuadro muy original que habla de actitud positiva y esfuerzo, lo que demuestra que con muy poco materiales y un poco de imaginación es posible realizar auténticas obras de arte. ¿Con qué nos sorprenderán en el próximo taller?

arcadia-taller-cuadro-02

Tags