Formación

Cómo hacer un curriculum vitae

A la hora de incorporarse al mundo laboral o si llega el momento de escalar y optar a un puesto mejor, saber cómo hacer un currículum vitae es esencial.

Cuando se inicia cualquier proceso de selección de personal, el currículum es el nexo de unión entre el entrevistador y el postulante a ese empleo.

Es una carta de presentación que define a la persona como trabajador. Es un documento que puede marcar una gran diferencia en esa búsqueda de empleo. Atento a todo lo que hay que saber, empezando por responder a la pregunta: ¿qué es un curriculum vitae?

Qué es un CV

En términos generales, un curriculum vitae básico es un documento que resume la vida laboral de alguien. Es también un resumen de datos personales, de habilidades y de experiencia profesional.

Se trata, por lo tanto, de toda una herramienta diseñada para hacer que una persona sea incluida o llamada para un trabajo por su idoneidad con el puesto que se oferta.

Es la mejor manera de demostrar todo lo que sabemos hacer, toda la experiencia con la que contamos. También es un documento que debe transmitir todas las cualidades personales que te convierten en idóneo.

Ahora bien: no es un simple resumen. Se trata de un documento que requiere de un determinado diseño y que tiene que contener determinada información.

Tenemos que conseguir marcar la diferencia con respecto al resto de candidatos. Para ello, tendremos que poner atención no solo a la información que incluimos, sino a cómo lo hacemos. Sea como fuere, es indispensable que ese currículum esté siempre actualizado.

Datos importantes en un currículum vitae que no deben faltar

Aunque seguro que quienes están buscando trabajo han accedido a algún ejemplo de cv en la red, es conveniente saber hacer un currículum vitae básico.

Para ello, conocer los distintos apartados de los que consta o debe estar conformado es el primer paso. Atención a los elementos o a la información de la que está compuesta un cv.

La información personal

El nombre, los apellidos, la dirección, un correo electrónico y un número de teléfono son algunas de las informaciones con las que debe arrancar un currículum vitae. Tienen que saber quién eres y cómo contactarte antes de seguir leyendo.

Hoy en día, además de lo anterior, es normal incluir enlaces a tus redes sociales profesionales, página web o blog, entre otros. Es habitual que sean consultadas las redes sociales para constatar en un momento dado la idoneidad. Atención a estos elementos. Pueden ser determinantes para un candidato hoy en día. Por eso, hay que prestar atención al tipo de contenidos que tenemos en las redes sociales.

La fotografía

Aunque existen algunos currículums que no cuentan con foto, está demostrado que ponerla ayuda en los procesos de selección. Ponerle cara a un candidato es importante para quienes llevan a cabo el proceso de selección. De hecho, una imagen profesional y cuidada aumenta las posibilidades de un candidato de ser elegido para una selección.

La formación

Se trata de un apartado destinado a resumir las titulaciones que poseemos. En este lugar hay que nombrar los títulos, las fechas y los centros donde se obtuvieron.

En el caso de la formación profesional, más de lo mismo: hay que detallar cada estudio al que hagamos referencia. Cuando más solventes sean las referencias, más calidad tendrá el cv.

Las titulaciones se ponen, por norma general, por orden cronológico inverso; es decir, hay que empezar por las titulaciones o estudios más actuales. De ahora hacia atrás.

El perfil profesional

Aunque pensamos que se trata de la información más relevante, hoy en día comparte protagonismo con el resto de elementos. No obstante, no podemos descuidar nada de este apartado.

Así, hay que saber que en este lugar no se trata de resumir la experiencia laboral, sino de nuestras expectativas. Se trata de un apartado opcional, pero altamente efectivo de cara a convencer a quien lo está leyendo.

Es en este apartado es donde hay que especificar los objetivos. Tienes que detallar qué es lo que quieres, tus aspiraciones laborales. Es un apartado en el que se añaden los logros conseguidos. La función, en realidad, es la de subrayar las expectativas a través de las habilidades. Es un tipo de información que se puede poner debajo de la fotografía, dado que se trata de una información pensada para ahondar en la personalidad.

Este es un apartado indicado especialmente para quienes se incorporan al mundo laboral sin demasiada experiencia. También está indicado para aquellos que, aun contando con experiencia, se incorporan tras un largo periodo de desempleo.

La experiencia laboral

  • Para cada empleo efectuado, especifica la empresa y ciudad en la que se ha desempeñado el trabajo, inicio y finalización de contrato (mes y año), cargo ocupado y funciones.
  • Puedes añadir la experiencia laboral sin contrato y, si todavía no tienes experiencia laboral o esta es muy escasa, las prácticas o actividades de voluntariado realizadas.
  • Utiliza el orden cronológico inverso. Para ello, solo tendrás que empezar por el puesto de trabajo más actual. Del presente al pasado.

Las habilidades y los idiomas

En los tiempos que corren, estos dos elementos son indispensables en un currículum vitae que se precie y que quiera ser competitivo. La búsqueda del perfil lo más completo posible es toda una realidad. Por eso, añadir todo lo que sabemos hacer y todo cuanto puede sumar en el desempeño de una labor es un valor añadido. Especialmente esto es así en el caso de los idiomas.

De contar con formación en este sentido, tendremos que poner el idiomael nivel que poseemos y la acreditación si disponemos de ella. Los datos, no podemos olvidar, que cuanto más creíbles y solventes, mejores serán en cualquier proceso de selección.

ejemplo de curriculum vitae

Si estás buscando trabajo o estás intentando optar a un puesto mejor del que ya tienes, es indispensable que sepas cómo hacer un currículum vitae.

No obstante, si quieres tener un cv que te garantice, al menos, llegar a los procesos de selección en los que estás interesado, contáctanos. Te ayudamos a conseguir un currículum profesional, atractivo y que genere esa confianza tan necesaria en la búsqueda de empleo.

El 21 de Junio de 1991 nace nuestra ONG, la Asociación Murialdo, una entidad sin ánimo de lucro que tiene como fin promover la solidaridad, la integración social y el desarrollo personal de aquellas personas que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad, a través de proyectos de educación, integración y, formación y empleo, trabajando con la infancia, la adolescencia y la juventud, y los colectivos de mujeres y personas desempleadas.
Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios